Inicio » Clases de Español » Lenguaje figurado

Ejemplos de Lenguaje figurado

El lenguaje figurado es un modo de expresión que aplicamos o usamos para dar a entender algo más allá del significado literal. Con el lenguaje figurado se expresa una idea en términos de otra que posea alguna similitud real o imaginaria con la primera. Una expresión u oración en lenguaje figurado al traer imágenes a la mente del o los receptores consigue asociar el significado de esa imagen con lo que se quiere decir. Una de sus características principales es que permite expresar ideas y pensamientos abstractos; es decir, cuestiones que no son visibles, que no pueden ser tocadas. Podemos encontrar el lenguaje figurado en expresiones de doble sentido, en dichos populares, en textos literarios.

La palabra figura, en un sentido literal, se refiere a la forma exterior de los cuerpos. En retórica se le da un sentido metafórico y la figura entonces se refiere a la manera de hablar de los aspectos que pueden existir en el pensamiento y el lenguaje porque un mismo pensamiento puede ser expresado de muchas y muy diversas maneras. El lenguaje figurado se relaciona con esta idea ya que es una manera de expresar un pensamiento de forma no convencional.

El lenguaje figurado le da a las oraciones un significado distinto al literal; el lenguaje literal, como ya es sabido, se caracteriza por ser el significado común, exacto, único e inamovible de las propias palabras.

El lenguaje figurado es también llamado lenguaje metafórico porque se relaciona con la metáfora, la cual es una comparación indirecta que establece una relación de identidad entre dos objetos o términos. El resultado de esta comparación es básicamente la expresión de un sentido figurado, que de manera literal o normal daría lugar a significados absurdos y falsos. Por ejemplo, en la oración “esos labios son rubíes” vemos la comparación de los labios rojos con un mineral o piedra preciosa. En un lenguaje literal esto resulta falso puesto que los labios jamás podrían ser minerales. En lenguaje figurado, por el contrario, esta comparación se hace para expresar la belleza de unos labios. De esta manera el lenguaje figurado podría resultar absurdo, pero es un modo de expresión aceptado y útil para todos los seres humanos.  

Veamos los siguientes dos ejemplos de lenguaje figurado en el habla cotidiana:

a) Te tardaste mil años en llegar.

En este ejemplo vemos lo absurda que resulta la oración si la interpretamos como lenguaje literal porque ningún ser humano vive mil años ni puede tardar ese tiempo en ir de un sitio a otro; sin embargo, esa expresión en lenguaje figurado es sumamente útil para expresar la desesperación o la molestia que nos causa que alguien sea impuntual.  También sirve como metáfora para dar la idea de exageración respecto a la demora de una persona sin importar que la tardanza sea de cinco minutos o media hora; la expresión exagerada y figurada de “mil años” se usa igualmente.

b) La venganza es un platillo que se come frío.

En este ejemplo vemos que si se entiende esta frase de manera literal resulta absurda. No tiene sentido porque es evidente que la venganza no es un platillo sino más bien un sentimiento o intención negativa de cualquier persona. Sin embargo, como ya se mencionó, en el lenguaje figurado sí es muy útil y necesaria esta expresión porque permite dar a entender muchas más cuestiones, como por ejemplo: una intención negativa, coraje, resentimiento, furia, etc.

Características del lenguaje figurado

Su origen se debe a la necesidad de expresión. Surge en respuesta a lo reducido que puede llegar a ser el lenguaje literal en un idioma y a la necesidad de comunicación de los seres humanos. En un principio no existían palabras para definir o nombrar a los objetos incorpóreos o metafísicos, asimismo ocurría con las ideas y pensamientos.

Depende del idioma y el contexto. Para que se logre entender el mensaje figurado de una expresión u oración esto depende de que el receptor del mensaje conozca el idioma y, de igual manera, el contexto sociocultural; de otra forma sería imposible que se comprenda la intención o idea de la expresión.

Sus usos. Aunque se pueda pensar que el lenguaje figurado es exclusivo de los poetas esto no es así, pues lo usamos tanto en el habla coloquial (refranes, chistes, frases hechas, etc.) como en literatura (en especial en poesía) y oratoria.

Lenguaje figurado en la literatura

En la literatura, el lenguaje figurado se presenta a través de las figuras literarias o retóricas, las cuales se usan para expresar pensamientos y sentimientos de manera más elaborada y bella para así lograr que el texto literario sea artístico. Se puede encontrar el lenguaje figurado tanto en poesía como en prosa narrativa.

En poesía, por ejemplo, el poeta utiliza diversas maneras para expresar sus sentimientos, ideas, vivencias, etc. Estas maneras tienen que ser sugerentes para aquel que lee su poesía. Es decir, el poeta no usa el lenguaje literal sino el figurado para que todo lo que plasma en sus poemas pueda tener diversos significados de acuerdo con lo que los lectores interpreten.

Veamos los siguientes ejemplos de figuras retóricas:

Como se arranca el hierro de la herida su amor de las entrañas me arranqué”

Este ejemplo contiene la figura retórica llama símil o comparación directa, la cual gracias a su sentido figurado permite ver que el poeta que escribió este verso comparó el dolor provocado por el amor que sentía con el dolor que causa una herida causada por una espada.

La vida mía es el río que busca la mar”

Este ejemplo es el de una metáfora, en la cual el sentido figurado se refiere a que una persona pasa su vida buscando o guiándose hasta llegar a una meta mayor o superior. Este significado se construye al asociar la vida con el curso o trayectoria que sigue un río hasta desembocar en el mar.

“Por tu amor me duele el aire, el corazón y el sombrero”

Este es un ejemplo de hipérbole o exageración. El sentido figurado es el gran sentimiento de pena y dolor que puede provocar el amor. Este significado se construye por la exageración que resalta que el dolor por amor puede extenderse o agrandarse.

Lenguaje figurado en metáforas de carácter animal

En el habla coloquial de los países hispanohablantes (aunque no es exclusivo del idioma español) es común encontrar diversas expresiones que usan un lenguaje figurado para comparar a los seres humanos con animales o viceversa. Dichas comparaciones se hacen con un sentido humorístico, irónico o incluso peyorativo dependiendo de si se toman características negativas o positivas de los animales. “Somos como perros y gatos” o “Hueles a león” son dos ejemplos que muestran claramente la metáfora entre personas y animales de acuerdo con sus conductas o características.

Estoy sudando como puerco.

Lenguaje figurado en refranes y dichos

El lenguaje figurado está muy presente en dichos y refranes porque en ambos es necesario para conseguir que el receptor comprenda el mensaje real que se quiere transmitir.

Un dicho puede ser en general una expresión ingeniosa que se utiliza en el habla coloquial o cotidiana; engloba consejos u observaciones de la sabiduría popular de generaciones. Por otra parte, los refranes son frases que tienen la característica de dar una enseñanza o una sentencia respecto a alguna situación común. Los refranes son tipos de dichos, pues son populares, ingeniosos y expresan situaciones habituales; de ahí a que muchas veces se consideren como una misma cosa.

El lenguaje figurado de los dichos y refranes permite entender la moraleja y el consejo que contienen. Por ejemplo, en el refrán “No es lo mismo llamar al diablo que verlo venir”, o en el dicho “El que calla otorga” el significado literal no basta para entenderlos; en ambos casos su sentido figurado es el que transmite la idea principal. En los dichos y refranes este significado es conocido o asumido por todos los hablantes, por lo que generalmente no necesita explicación. 

30 ejemplos de lenguaje figurado en expresiones comunes:

1. Estoy en la flor de la juventud.

2. Él es la cabeza de la familia.

3. La vida es un valle de lágrimas.

4. Esa mujer es una bruja.

5. Me están saliendo muchas patas de gallo en la cara.

6. Me voy volando para allá.

7. Esa mujer es una víbora.

8. Trabajo como burro; necesito vacaciones.

9. Caminamos a paso de cochino; así nunca llegaremos a tiempo.

10. Estoy entre la espada y la pared.

11. Comes como pajarito.

12. Me siento aburrido como una ostra.

13. El café está más caliente que el sol.

14. Me encanta devorarme los libros que saco de la biblioteca.

15. Ese nuevo empleado es una máquina.

16. Este cuarto es un horno.

17. Mi amiga y yo somos uña y mugre.

18. Él es fuerte como un roble.

19. Eres más bravo que un toro.

20. Pone los ojos de borrego ahorcado.

21. Pareces un león enjaulado.

22. El trabajo que tengo que hacer es pan comido.

23. Estoy sudando como puerco.

24. Mi amor está en llamas por ti.

25. Todo esto es como un pozo sin fondo; jamás se acabarán los problemas.

26. Eres más lento que una tortuga

27. Se va a caer el cielo, mira cómo llueve.

28. Prometió bajarme la luna, el sol y las estrellas.

29. Sacas el pecho como pavorreal.

30. Ese lugar es como la boca del lobo.

30 ejemplos de lenguaje figurado en refranes y dichos:

1. En casa del herrero azadón de palo.

2. El hábito no hace al monje.

3. Tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe.

4. El león piensa que todos son de su condición.

5. El que nace para maceta nunca sale del corredor.

6. En casa del jabonero el que no cae resbala.

7. Agarraste el sartén por el mango.

8. El que con lobos anda a aullar se enseña.

9. Más vale pájaro en mano que cientos volando.

10. El muerto al pozo y el vivo al gozo.

11. A la tercera va la vencida.

12. Lo que uno no ha de querer en su casa lo ha de tener.

13. A quien le quede el saco que se lo ponga.

14. El pez muere por la boca.

15. Sale más caro el caldo que las albóndigas.

16. Del plato a la boca se cae la sopa.

17. El miedo no anda en burro.

18. Agua que no has de beber déjala correr.

19. Las noticias malas siempre tienen alas.

20. Dando y dando pajarito volando.

21. Quien bien te quiere te hará llorar.

22. Cae más rápido un hablador que un cojo.

23. El infierno está lleno de buenas intenciones y el cielo de buenas obras.

24. En el país de los ciegos el tuerto es rey.

25. A palabras necias oídos sordos.

26. Las penas con pan son menos.

27. No dar paso sin huarache.

28. Cada quien habla según cómo le fue en feria.

29. Ladrón que roba a ladrón tiene cien años de perdón.

30. Perro que ladra no muerde.

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Por: Morris

Búsqueda:

Deja un comentario

Tweet