Inicio » Clases de Español » Construcción verbal

Ejemplos de Construcción verbal

A) Verbos auxiliares

HABER Y SER.-Característico del idioma español es el gran empleo del verbo haber, en comparación con otras lenguas que prefieren el verbo ser.

EJEMPLOS:

En francés se dice: "Jean est mort". En español: "Juan ha muerto".

Característico de nuestro idioma es también el matiz diferencial entre ser y estar. Así, no es lo mismo "ser un enfermo", que "estar enfermo". No es igual: "el puente es construido" que "el puente está construido". Ni es lo mismo "ser enamorado" que "estar enamorado": se puede ser un enamorado del Arte y estar enamorado de una obra artística determinada.

B) El infinitivo

El español se distingue por la gran flexibilidad del infinitivo, que se usa unas veces como verbo y otras como sustantivo .

Los españoles sustantivamos los infinitivos con gran frecuencia: "El comer mucho no me sienta bien"; "me canso al subir'

Ell infinitivo, con valor de sustantivo, puede ser sujeto, predicado nominal, complemento de sujeto, de verbo y de un sustantivo. Y se ponen los siguientes ejemplos:

      Sujeto:       COMER mucho hace daño.

      Complemento. de sujeto:       Ya es hora DE IR.

      Complemento. directo:       Juan no quiere VENIR.

      Complemento. indirecto:       Leo PARA APRENDER.

      Complemento. circunstancial:       DE TRABAJAR tanto cayó enfermo.
 
C) Tiempos del verbo
 
Los tiempos pasados.

EL PRETÉRITO: indica un pasado remoto (quise, corrí, salté) con relación al momento en que se habla o escribe.

EL VERBO

EL PERFECTO: el pasado visto desde el presente; más próximo y relacionado con quien habla (he querido, he corrido, he saltado).

EJEMPLO
Ha llegado el muchacho de quien te hablé ayer.

Otras veces, en cambio, apenas si hay diferencia de significación entre estos dos tiempos.

EJEMPLOS:
Le pareció muy bien lo que usted le ha dicho.
Le ha parecido muy bien lo que usted le dijo.

EL IMPERFECTO: indica que el hecho está sucediendo en el pasado (llovía, trabajaba en el taller); es, en suma, como un presente en el pasado. Por ello es el tiempo preferido para la narración. Se diferencia del pretérito en que éste tiene un matiz momentáneo (cantó, fue, llovió); en cambio, el imperfecto expresa una acción duradera (cantaba, iba, llovía) .

EL PLUSCUAMPERFECTO: expresa un hecho anterior a otro hecho del pasado.

EJEMPLO:
Yo había salido cuando tú llegabas.

El tiempo es muy útil en los relatos, sobre todo porque permite intercalar acciones secundarias sin que se confundan con la acción principal.

EJEMPLO:

Cuando Juan llegó, al cortijo no vio a nadie. Hacía tiempo que no había estado allí. Le llamó la atención el silencio denso, espeso, que envolvía a las cosas...

EL PRESENTE HISTÓRICO: Tiempo de gran valor literario porque actualiza los hechos pasados, convirtiéndolos en presentes para el lector, aproximándolo a la escena que se narra.

EJEMPLO

 Aquella soledad favorecía sus propósitos. Y, cuando ya estaba decidido a saltar la cerca del cortijo, ve acercarse a un gañán con la azada al hombro.

Indeciso, Juan, se oculta tras un árbol y espera a que pase el labrador... El buen hombre va silbando, ignorante del peligro...

También se emplea mucho en la conversación corriente: "mañana voy al cine" (en vez de iré). Se actualiza así la acción futura, convirtiéndola en presente, dándola ya como realizada, asegurando su realización. 

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  

Búsqueda:

Deja un comentario

Tweet