Inicio » Clases de Español » Gerundio correcto

Ejemplos de Gerundio correcto

"El gerundio se emplea muchas veces mal. Tan honda es la convicción de este hecho, que ha llegado a producir otro: el que muchos realicen denodados esfuerzos para eludir el gerundio al escribir, como quien se encontrase ante un paraje peligroso y prefiriera dar un rodeo con tal de no transitar por él. Pero el rodeo no es nunca buen procedimiento de escribir. Se puede navegar perfectamente entre escollos conociendo cúales son y donde están".

El gerundio, en todo caso, constituye una oración subordinada de carácter adverbiaL Si yo escribo: "Luis llegó silbando", indico el modo como llegó"Luis". En este caso "silbando" es la oración subordinada que completa a la principal "Luis llegó", diciéndonos su manera de llegar.

Para evitar confusiones, el gerundio debe ir lo más cerca posible del sujeto al cual se refiere. No significa lo mismo "Vi a Juan paseando", que "Paseando, vi a Juan". En el primer caso es Juan quien pasea; en el segundo, soy yo quien, mientras paseaba, vi a Juan.

Para poner un poco de orden en este problema del gerundio, vamos a estudiar los casos en que consideramos su empleo correcto o incorrecto, según la opinión autorizada de los gramáticos y especialistas del lenguaje.

A) Gerundio correcto

Gerundio modal. Ejemplo: "Llegó silbando o cantando".

Gerundio temporal. Generalmente indica contemporaneidad entre la acciùn expresada por el verbo principal y el gerundio. Ejemplo: "Vi a Juan paseando". "Estando en la Base, llegó la orden de partir".

(Estos dos casos, en realidad, se pueden reducir a uno sólo.)

Gerundio que indica acción durativa o matiz de continuidad. Ejemplos: "Esta escribiendo", "Sigo pensando".

Gerundio cuya acción es inmediatamente anterior a la del verbo principal. Ejemplo: "Alzando la mano, la dejó caer sobre la mesa con toda su fuerza".

Gerundio condicional. Ejemplo: "Habiéndolo ordenado el mando, hay que obedecer"; es decir, "Si lo ordena el mando..." -condición. (Aunque va incluido el gerundio, tan frecuente en las sentencias jurídicas, de los "Considerandos", que en realidad equivalen a "Si se considera".)

Gerundio causal. Ejemplo: "Conociendo su manera de ser, no puedo creerlo"; es decir, "Porque conozco su manera de ser..." -causa. (También es gerundio causal el "Resultando" de las sentencias; equivale a "Porque resulta".)

Gerundio concesivo (poco corriente). Ejemplo: "Lloviendo a cántaros, ira a tu casa"; es decir, "Aunque lloviera a cántaros..." -concesión.

Gerundio explicativo. Ejemplo: "El piloto, viendo que el altímetro no funcionaba..."; es decir, "Al ver que el altímetro no funcionaba..." -explicación.

Finalmente, se usa mucho el gerundio de los verbos "arder" y "hervir" -una olla de agua hirviendo, o ardiendo-, en el sentido de "hirviente" o "ardiente". Todos decimos: "Le cayó una olla de agua hirviendo", y no "hirviente".

Y-también suele ser corriente, en la conversación -sobre todo en Andalucía y en los países hispanoamericanos-, el empleo del gerundio en "aparente diminutivo". Así se dice: "Voy corriendito" o "Llegó callandito". Y decimos "diminutivo aparente", porque, en realidad, estas expresiones significan "corriendo mucho" o "más que callando". Se usa también el gerundio en ciertas leyendas o "pies" de fotografías. Ejs.: "Napoleón pasando los Alpes". "El satélite Telstar girando en torno a la Tierra". 

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  

Búsqueda:

Deja un comentario

Tweet