Inicio » Salud » Minerales

Ejemplos de Minerales

Los minerales son elementos químicos muy necesarios para la correcta actividad de las células y la conservación de la salud, ya que controlan el metabolismo y mantienen las funciones de los diversos tejidos.

Los minerales favorecen al buen funcionamiento del organismo y a que éste se desarrolle adecuadamente, además de que ayudan a formar los huesos, a que funcione correctamente el corazón, a transmitir los impulsos nerviosos y a producir algunas hormonas.

Los minerales pueden dividirse en macroelementos, que se miden en gramos y son los que el organismo requiere en mayores cantidades.

Los microelementos que necesita en menor cantidad y se miden en miligramos y los oligoelementos que son necesarios en cantidades muy pequeñas y se miden en microgramos.

Ejemplos de minerales:

Azufre: Favorece la fabricación de aminoácidos. Se puede obtener de los productos lácteos, huevos, cebolla, ajo y carne.

Calcio: Ayuda a mantener saludables a los huesos, los dientes y las terminales nerviosas, favorece al buen funcionamiento de los músculos, el sistema inmunológico, la coagulación sanguínea y la producción de energía. Se obtiene de las verduras de hoja verde y los lácteos.

Cloro: Contribuye al equilibrio de los electrolitos y el agua en el organismo, además de que regula los jugos gástricos. Se obtiene de la sal de mesa.

Fósforo: Ayuda a tener huesos sanos y fuertes, además de que favorece a todas las funciones celulares. Se obtiene del pescado, los productos lácteos, las aves de corral, los huevos, la carne y las verduras.

Magnesio: Favorece al correcto funcionamiento de todos los procesos biológicos del organismo. Se obtiene de la carne, el pescado, las verduras verdes y los productos lácteos.

Potasio: Ayuda a varios procesos biológicos del organismo y a la producción de energía, los impulsos nerviosos, la contracción muscular, la síntesis de ácidos nucleicos y las proteínas. Se obtiene de frutas y verduras.

Sodio: Contribuye al equilibrio hídrico de los tejidos. Se obtiene de la sal de mesa y el sodio que se adiciona a algunos alimentos procesados.

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Por : Morris

Búsqueda:

Deja un comentario

Tweet