Inicio » Biografías » Biografía de Abraham Lincoln

Biografía de Abraham Lincoln

Abraham Lincoln fue el presidente número dieciséis de Los Estados Unidos de América; nació el 12 de febrero de 1809 cerca de la ciudad de Hodgenville en el condado de La Rue que se encuentra en el estado de Kentucky. Hijo de Thomas Lincoln y Nancy Hanks formó parte de una familia Religiosa.

Durante su juventud, trató de incursionar en el comercio, junto con un amigo, pero después del fallecimiento de su amigo el negocio quebró. Pasado el tiempo entró en el ejército participando en las expediciones contra los indios, posteriormente desempeñó varios empleos mientras estudiaba leyes.

Logró incursionar en la política siendo elegido como congresista por parte del estado de Illinois para la legislatura de 1834 a 1842. Trabajó como abogado tanto antes como después de ser elegido congresista, siendo exitoso desempeñando dicho trabajo.

Logró la jefatura del partido Whig en 1846, posición desde la cual dio un gran apoyo a los abolicionistas de Washington. Abraham Lincoln fue opositor de la guerra de invasión contra México, cuando los Estados Unidos se anexaron el estado de Texas y posteriormente invadieron México anexándose Alta California, Nuevo México y Arizona. Esta oposición le costó perder las elecciones para senador de 1849.

En 1861 logró ganar las elecciones presidenciales. Durante su gobierno se destacó la represión contra sus opositores, lo cual se vio reflejado en el cierre de más de 300 periódicos, y en la supresión del derecho de habeas corpus.

Hechos que aceleraron junto con otros motivos, que los estados del sur encabezados por Carolina del Sur se declararan independientes, creando la “Confederación”, o los “Estados Confederados”, integrada por once estados, comenzando una guerra fratricida que inició en 1861 y terminó hasta 1865.

Al contrario de lo que comúnmente se cree, la guerra de secesión norteamericana no comenzó por buscar la emancipación de los esclavos, sino que fue el enfrentamiento entre dos concepciones ideológico-económicas, representadas por un lado por el sistema industrial y proteccionista del norte contra el sistema agrario y librecambista del sur, y por otros factores.

La emancipación de los esclavos negros no era el fin de la guerra; el cambio se dio ya iniciada la guerra cuando el 22 de septiembre de 1862, cuando Abraham Lincoln emitió una proclama en la cual declaraba que a partir del 1° de enero de 1863 los esclavos en los estados rebeldes serían libres. Tres meses después, emitió la proclama de emancipación que decretaba: “…todas las personas mantenidas como esclavos, en las zonas rebeldes son, y en adelante serán, libres…” Siendo una audaz medida política, social y militar, en favor de la Unión, la cual causó que miles de esclavos apoyaran a la Unión. Esta proclama era sólo para los estados confederados, pues la esclavitud quedaba intacta en los estados esclavistas que habían quedado en el bando de la Unión, entre otros el estado de Kentucky de donde Lincoln era originario.

Esta disposición facilitó la victoria de la Unión, al aumentar las tropas disponibles con 200,000 soldados negros, además de los sabotajes que hacían los esclavos a los sudistas, hechos que polarizaron la situación aún más, causando un odio más encarnecido hacia los negros, resultando mayor violencia hacia ellos, la cual perdura aun en tiempos actuales en amplios sectores de la población de esos estados.

Posteriormente a su primer periodo presidencial, fue reelegido, pero a los 5 días de haber sido reelegido fue asesinado por John Wilkes Booth cuando salía de una función de teatro a la cual asistió.

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Por : Victor

Búsqueda:

Deja un comentario

Tweet