Ejemplos de Virtudes

Las virtudes son cualidades o valores humanos. La palabra virtud proviene del latín virtutem (valor o valor físico) y la palabra virtudes de virtutes que se refiere a todas las cualidades morales. De igual manera, se puede decir que la virtud es toda acción buena que una persona puede realizar con éxito para alcanzar una finalidad específica. Hablar de virtudes también se refiere al potencial, la fuerza y la eficacia en el modo de hacer las cosas.

Las virtudes tienen un fuerte significado social, moral y religioso. Asimismo, según la religión católica y el humanismo, la virtud tiene un carácter ético y moral.

La virtud, como cualquier otro valor humano, resulta de la mezcla de los cambios sociales y culturales, y de los rasgos internos de cada ser humano. Por ello los valores van cambiando conforme avanzan las épocas. No puede ser igual la virtud de la justicia en la época medieval a la del siglo XXI en el que vivimos.

Tipos de virtudes

Virtudes cardinales o morales

Se refiere al bien obrar estando conforme con la razón natural; es decir, la razón enseña al hombre lo bueno. Se llaman cardinales porque son las principales, son la base de todas las demás virtudes morales, y alrededor de éstas se relacionan virtudes secundarias diversas.

Las cuatro virtudes cardinales son las siguientes:

a)    La prudencia es la cualidad de prever, y es también la capacidad de modificar la conducta, la cual conduce al orden moral porque invita al humano a no ser egoísta. En la religión católica es una de las principales ya que consiste en la capacidad del hombre de distinguir entre lo bueno y lo malo actuando en consecuencia.

b)    La justicia es el valor social del bien común que lleva hacia la armonía. Es un conjunto de normas, pautas y criterios que rigen la conducta. Es la voluntad constante de darle al prójimo a lo que tiene derecho para hacerlo digno y libre.

c)    La fortaleza es la fuerza física y de mente que le permite al hombre rechazar las dificultades y el mal  que puede recibir. Es la disposición de enfrentar injusticias y temores.

d)    La templanza es la virtud que permite y asegura el dominio de la voluntad sobre los instintos. Invita al ser humano a la modestia de las pasiones para llevar una vida humana digna,  ordenada y equilibrada.

Virtudes teologales

Dentro de este tipo se encuentran las cuatro anteriores más otras tres específicas: fe, esperanza y caridad, las cuales, según la religión católica, todo creyente religioso debe practicar para alcanzar a Dios.  

a)   La fe es una virtud centrada en la actitud de creer de manera total en algo o alguien sin necesidad de tener pruebas de verdad. En ella se basan las creencias en la revelación de Dios y toda la doctrina cristiana.

b)   La esperanza es el optimismo y la confianza plena en que Dios otorgará lo prometido a sus creyentes como por ejemplo la vida eterna.

c)   La caridad es la virtud que contiene en sí misma la esencia del cristianismo porque representa el amor a Dios, al prójimo y a nosotros mismos.

Por otro lado, la virtud entendida desde el punto de vista político de Nicolás Maquiavelo (1469-1527) en su texto El príncipe, es una especie de conflicto y control que busca responder a la necesidad de entender la política como acción humana, regida por nuestras propias fuerzas. Vista así, la virtud pierde su sentido ético, moral y religioso para pasar a tener una significación de practicidad y sabiduría.

La virtud según los griegos

Sócrates, Platón y Aristóteles reflexionaron acerca de la virtud. Para Aristóteles esta cualidad es un hábito, y puede ser aprendida por medio de la repetición y la práctica. Para este filósofo, la virtud consiste en saber encontrar el término medio entre dos extremos evitando el exceso. Desde la antigüedad clásica griega se pensaba que la virtud es la plenitud positiva a la que el humano puede aspirar tener, es la excelencia y el objeto de todas las aspiraciones.

Aristóteles divide a la virtud en dos tipos:

1. Virtudes morales que nacen del hábito y de la costumbre. Las cuales son: la sabiduría, el ingenio y la prudencia.  

2. Virtudes intelectuales nacen de la enseñanza. Estas son: la generosidad y la templanza.

100 ejemplos de virtudes

  1. Generosidad
  2. Solidaridad
  3. Lealtad
  4. Tenacidad
  5. Amabilidad
  6. Humildad
  7. Belleza 
  8. Condescendencia
  9. Gratitud
  10. Autoconocimiento 
  11. Confianza
  12. Franqueza 
  13. Austeridad 
  14. Entereza 
  15. Decisión 
  16. Compasión
  17. Honestidad
  18. Tolerancia
  19. Respeto
  20. Comprensión
  21. Misericordia
  22. Perdón
  23. Mesura
  24. Paciencia
  25. Madurez
  26. Protección
  27. Amistad
  28. Piedad 
  29. Orden
  30. Autocontrol
  31. Pudor
  32. Audacia
  33. Puntualidad
  34. Rectitud
  35. Pureza
  36. Admiración 
  37. Modestia
  38. Fortaleza
  39. Bondad
  40. Fidelidad 
  41. Firmeza
  42. Nobleza
  43. Magnanimidad
  44. Felicidad
  45. Constancia
  46. Caridad
  47. Ciencia
  48. Coraje 
  49. Entendimiento
  50. Orgullo
  51. Unidad
  52. Control
  53. Perseverancia
  54. Obediencia
  55. Entrega
  56. Castidad
  57. Optimismo
  58. Originalidad
  59. Calma
  60. Empatía 
  61. Responsabilidad
  62. Entusiasmo
  63. Honradez
  64. Certeza
  65. Integridad
  66. Inteligencia
  67. Destreza 
  68. Inocencia
  69. Igualdad
  70. Resiliencia 
  71. Voluntad
  72. Solidaridad
  73. Sabiduría
  74. Sinceridad
  75. Servicio
  76. Sencillez
  77. Sobriedad
  78. Amor
  79. Interés 
  80. Libertad 
  81. Disciplina
  82. Diligencia
  83. Discreción
  84. Disponibilidad
  85. Valentía 
  86. Dedicación 
  87. Aceptación
  88. Sacrificio  
  89. Cordialidad 
  90. Veracidad
  91. Docilidad
  92. Decoro
  93. Pasión
  94. Paz
  95. Independencia 
  96. Pulcritud
  97. Gracia
  98. Determinación 
  99. Previsión
  100. Seguridad

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  

Búsqueda:

Deja un comentario

Tweet