Inicio » Geografía » Rocas Ígneas

Ejemplos de Rocas Ígneas

Las rocas ígneas se producen cuando la lava, producto de una actividad volcánica, se enfría. Esta actividad puede ser causada ya sea por una erupción, o por la salida de magma en la zona.

Este tipo de rocas son muy comunes en la superficie terrestre, debido a la actividad volcánica que existió en los primeros tiempos de formación de la corteza terrestre.

Actualmente la formación de las rocas ígneas se da en toda la zona que aún tiene actividad volcánica en el planeta.

Las rocas ígneas se clasifican según su formación en:

Intrusivas: Cuando el magma va ascendiendo puede encontrar huecos en donde se queda encerrado y se enfría muy lentamente, lo que permite que se formen cristales de gran tamaño perceptibles a simple vista. Estas rocas también reciben el nombre de plutínicas.

Extrusivas: Cuando la lava alcanza la superficie el enfriamiento es mucho más rápido, los cristales que se forman son muy pequeños y no se notan a simple vista; a estas rocas también se les conoce como rocas volcánicas. Dependiendo de la velocidad de enfriamiento se pueden crear diversos tipos de roca extrusivas.

La composición principal de las rocas ígneas son los silicatos (SiO44-) junto con otros elementos como el sodio, calcio, aluminio, hierro, potasio y magnesio.

Ejemplos de rocas ígneas:

El granito y los diques son rocas ígneas intrusivas.

El basalto es una roca volcánica muy abundante en la corteza terrestre, se encuentra formando la mayor parte de los fondos oceánicos y algunas Islas volcánicas.

La obsidiana es un ejemplo de una roca ígnea que se ha enfriado muy rápidamente, se forma cuando la lava es expulsada con tal fuerza que alcanza el espacio exterior.

La piedra pómez o pumita es una roca de baja densidad que se forma cuando al ser expulsada al aire forma espuma la cual al enfriarse permite que se formen cristales muy porosos.

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

   
Por : Morris

Búsqueda:

Deja un comentario

Tweet