Inicio » Literatura » Calambur

Ejemplos de Calambur

El calambur es una figura retórica o recurso literario —o también es considerado como un juego de palabras— que consiste en mover y reacomodar de manera diferente a la original las sílabas de una o más palabras que conforman una oración para así cambiar su sentido y conseguir que al mismo tiempo suene totalmente igual. El calambur se vale del doble sentido o la ambigüedad de las palabras usándolos de manera implícita; es decir, de forma oculta para que el receptor lo descubra o descifre.

Tenemos la siguiente oración como ejemplo:

  • “¿Quiénes más son de aquí?, ¿Quién es masón de aquí?”

El calambur se logra, en este caso, al juntar las palabras “más” y “son” para crear una sola palabra: “masón”, la cual tiene un sentido distinto al que tenían cada palabra por separado pero suenan igual. Se consigue el doble sentido precisamente porque las palabras en juego, tanto por separado (más y son) como unidas (masón), sí existen en el español, lo cual permite que el receptor sí logre descifrar el juego y la ambigüedad oculta. Entonces se observa cómo en este juego de ingenio se trata también de unir palabras que normalmente pueden ir separadas.

Los sonidos o fonemas en el calambur son iguales; sin embargo, en ocasiones puede haber ligeras variaciones en la pronunciación y acentuación ya que al cambiar el orden y formar palabras nuevas con las sílabas, las sílabas átonas pueden cambiar a ser tónicas y viceversa. Es decir, algunas sílabas que sonaban en un primer momento con una intensidad más suave pueden tener una mayor intensidad después, al formar otra palabra. Como en el ejemplo anterior, la sílaba “son” era átona y pasó a ser tónica en la palabra “masón”.

Es un error común pensar que el calambur consiste solo en cortar la palabra de manera que quede dividida en dos o más, o con dos o más sílabas.

El siguiente ejemplo no es un calambur:

  • Carcelero, cárcel ero.

Como ya dijimos, esto no es un calambur pues para que pudiera considerarse como tal sería necesario que la sílaba sobrante “ero” tuviera por sí misma un significado en el idioma español, o también que se formara otra palabra con esa misma sílaba para así completar el sentido de lo que se quiere expresar.

En cambio si decimos: La carcelera tan malvada, la cárcel era tan malvada” podemos notar que sí está presente la figura retórica del calambur.

La palabra calambur proviene de calami que significa “pluma” y de burlare que se refiere a hacer burla o mofarse; entonces, calambur podría definirse como burlarse por medio de la pluma. Por ello, desde sus orígenes fue utilizado por los escritores, en específico poetas, como divertimento y demostración de sus habilidades a la hora de escribir.

Se considera al calambur como un recurso literario serio, decente y muy ingenioso. Sin embargo, esto no siempre es así porque, como veremos más adelante, también se puede usar el calambur en albures o canciones con temas vulgares, atrevidos y sexuales, y, asimismo, se usa en la literatura con temas jocosos y burlescos.

El calambur se relaciona con otras figuras retóricas, tales como: la dilogía, paronomasia y el retruécano, ya que tienen, en muchas ocasiones, funciones parecidas. 

Características del calambur:

El calambur se vale de:

  • La homonimia. Es cuando dos palabras coinciden en la manera de ser escritas y pronunciadas.
  • La homofonía. Sucede cuando dos palabras tienen la misma pronunciación, pero se escriben diferente y su significado es completamente distinto.
  • La polisemia. Es cuando una palabra tiene varios significados.
  • El sentido metafórico. Es llamado también sentido figurado y es el que se vale de metáforas para hablar de algo a través del uso de otras palabras.
  • El doble sentido. Una palabra o una frase se puede entender de dos maneras, casi siempre una de esas maneras es humorística, irónica o vulgar.
  • La ironía. Consiste en decir lo contrario de lo que en realidad se quiere decir, pero buscando que el receptor del mensaje entienda la verdadera intención de lo que se dijo.

Usos del calambur: 

En adivinanzas y chistes

El calambur utiliza el doble sentido que está oculto y por ello permite el acertijo, es decir, la búsqueda de algo que resuelva la pregunta. Por ello es muy utilizado en chistes y aún más en adivinanzas, sobre todo del tipo infantil. 

Veamos el siguiente ejemplo del calambur en adivinanza:

  • Blanca por dentro, verde por fuera, si quieres que te lo diga espera (una pera).

Ahora veamos un ejemplo de calambur en un chiste: 

  • Va una pareja por la calle y de repente aparece un ladrón que le dice a la mujer:

-¡Deme la cartera o la degollo!

Y grita la mujer:

Goyo! ¡Goyo! ¡La cartera! 

En la poesía

El calambur en la literatura, pero en especial en la poesía, es uno de los recursos más utilizados no solo porque demuestra el ingenio del poeta sino porque tiene un efecto lúdico; es decir, permite divertirse y aprender algo. En poesía es aún más compleja la creación del calambur, pues se necesita saber rimar los versos y tener un amplio vocabulario. 

Veamos el siguiente ejemplo que se puede entender si conocemos el contexto de la situación, pues la persona a quien va dirigido este calambur sí era coja:

  • “Entre el clavel blanco y la rosa roja, su majestad escoja

Este ejemplo es un verso que el español Francisco de Quevedo le escribió a Mariana de Austria, quien padecía cojera. Es evidente la intención burlesca de Quevedo pero también la astucia para rimar, esconder el doble sentido y que la reina no se ofendiera porque no podría entenderlo fácilmente pues no sería claro para ella si solo se trata de una rima de un poeta o un insulto. 

70 ejemplos de calambur:

Calambur en versos de poemas (15 ejemplos)

  1. “Cruzados hacen cruzados / escudos pintan escudos, / y tahúres muy desnudos / con dados ganan condados…”
  2. “Y mi voz que madura / y mi voz quemadura / y mi bosque madura /y mi voz quema dura”.
  3. “Puesta en el brinco pequeño de Altamira, la mira alta
  4. “yo os mostraré en mis ojos / si siente el alma bien vuestros enojos”.
  5. “Alargad los ojos; que el Andalucía / sin zapatos anda, si un tiempo lucía”.
  6. “El dulce lamentar de los pastores, / el dulce lamen tarde los pastores”.
  7. “Dios, díos la vida, díos la hacienda, díos los hijos, díos la salud, díos la tierra, díos el cielo, díos el ser, díos mi gracia, díos a mí mismo, díoslo todo”
  8. “Parid, bella flor de lis, / en aflicción tan extraña, / si parís, parís a España, / si no parís, a París”.
  9. “y aunque era teatino, / tenía más de tea que de tino”.
  10. “¿Qué tenemos Leonora? / su nombre te lo dirá; / que era un león no ha una hora”.
  11. “yo soy aquel gentilhombre, digo aquel hombre gentil”.
  12. “de un ser o de varios, / escribo de ovarios”.
  13. “pues con la cuerda concuerda / los quereres discordados”.
  14. “le derribó un arcabuz; / que a la arca hace el buz”.
  15. “Serafín, Serafín será tu fin”.

Calambur en adivinanzas y chistes (15 ejemplos) 

Adivinanzas (10 ejemplos):

  1. Lana sube lana baja, ¿qué es? La navaja.
  2. Agua pasa por mi casa, cate de mi corazón.
  3. Por un caminito estrecho va caminando un bicho, ese bicho ya te lo he dicho. ¿Qué es? La vaca.
  4. Te la digo, te la digo, te la vuelvo a repetir; te la digo veinte veces y no la sabes decir (La tela).
  5. ¿Qué se para para que se sienten? (El caballero).
  6. Oro parece plata no es, ¿qué es? (plátano).
  7. Es tela que corta una muchacha que se llama… (Estela).
  8. No pienses en otras cosas que las tienes en el mar, o las ves llegar furiosas o las ves mansas llegar (las olas).
  9. Nicanor tenía un barco y con él surcaba el río; ¿Era éste un barco pequeño o éste era un gran navío? (Los puntos cardinales).
  10. Y lo es, y lo es, y no lo aciertas en un mes (el hilo). 

Chistes (5 ejemplos): 

  1. ¿En dónde viven los ciegos?
  • En el 9°B (noveno be).
  1. Se encuentran dos amigos, uno de los cuales llevaba ambos brazos vendados:

— ¿Qué te ha pasado? Pregunta uno de ellos.

— Que me quemé.

— ¿Que te que te?

  1. ¿Cómo te llamas?
  • Diego.
  • Ego
  • No, Diego.
  1. ¿Qué le dice un techo a otro techo?

—Techo de menos.

  1. ¿Cuál es el colmo de una ballena?
  • Ir vacía. 

Otros ejemplos de Calambur:

  1. Estar barriendo, estaba riendo.
  2. Ya amada, llamada.
  3. El mar se lo traga, el marcelo traga.
  4. Esto está decolorado, colorado.
  5. A este lopico, lo pico.
  6. Ella tampoco me dijo, ella tan poco me dijo.
  7. Yo loco loco, ella loquita.
  8. Esas sonrisas, esas son risas.
  9. No se aburra, no sea burra.
  10. Tomate, toma té.
  11. Está sorprendida, está Sor prendida.
  12. Él es el diamante, él es, di amante.
  13. Yo me ofrezco, yo meo fresco.
  14. Lavo la rueda, la bola rueda.
  15. Blancura del lirio, blancura delirio.
  16. Venida, ven ida
  17. Son muy devotas, o de botas.
  18. Contrabajo, con trabajo.
  19. Asilo veremos, así lo veremos.
  20. Mañana cocina repollo, mañana cocinaré pollo.
  21. Veneciano me ama, Venecia no me ama.
  22. Que es conde, que se esconde.
  23. Cobradora, cobra, Dora.
  24. Ella sí es soma, ella es Simona.
  25. Noruega, no ruega.
  26. Escapa, es capa.
  27. Si el rey no muere, el reino muere.
  28. El tiempo lo cura todo, el tiempo es todo locura.
  29. Estrés, es tres.
  30. De jardinero, dejar dinero.
  31. Parados, para dos.
  32. Contenedor, con tenedor.
  33. Mandarina, manda harina.
  34. Entrevistados, entrevista a dos.
  35. Conmover, con mover.
  36. Si yo viera, si lloviera.
  37. Separó, se paró.
  38. En Almadía, en el alma del día.
  39. Tumbados, tumba dos.
  40. Comercia, a comer sí.

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Por : Morris

Búsqueda:

Deja un comentario

Tweet