Inicio » Clases de Español » Uso de los signos de admiración

Uso de los signos de admiración

Los signos de admiración, también conocidos como signos de exclamación o exclamativos, son aquellos signos de puntuación u ortográficos representados por dos líneas con un punto (‘¡!’), al principio y al final de las oraciones. Estos signos sirven para representar énfasis, intensidad o emotividad en lo que estamos diciendo. Por medio de dichos signos, podemos expresar miedo, sorpresa, coraje, alegría, etcétera. 

Son signos dobles, como ya mencionamos, que se utilizan en las oraciones de admiración o exclamación directa. En el idioma español, lo correcto es escribir ambos signos; tanto el de inicio o apertura (¡) como el de cierre (!). 

Los signos de admiración están clasificados dentro de los signos de entonación junto con los signos de interrogación. Esto se debe a que son los que funcionan para expresar directamente las emociones a partir de la manera o el tono en que manifestamos las diversas emociones.

Uso y características de los signos de admiración: 

  • No se debe usar punto (.) después de concluir con una oración exclamativa, es decir, no se usará seguido del signo de admiración de cierre (!).

Por ejemplo:

¡Magnífica sorpresa!. (Esto es incorrecto) 

  • Se usan para construir las oraciones exclamativas o admirativas. En ellas se expresa un mensaje con intensidad o énfasis; la intención del emisor es la de expresar emociones, estados de ánimo y sentimientos utilizando un tono enfático; puede ser para representar un grito o voz alta. 

Por ejemplo:

¡Olvidé llamarle a mi mamá! (puede dar la idea de coraje o sorpresa)
¡No puede ser cierto! (puede dar la idea de sorpresa y descontento)
¡Eres simplemente genial! (puede dar la idea de felicidad, emoción) 

Las oraciones exclamativas que forman un solo enunciado u oración se separan con una coma, sin dejar otro espacio de sobra entre el signo de cierre y la coma. La segunda inicia con minúscula. 

Por ejemplo:

¡Cálmate!, ¡sé bien lo que te digo!
¡Estoy feliz!, ¡gracias a todos ustedes!
¡Qué bárbara!, ¡olvidé tomarme la pastilla! 

  • Se pueden usar en el caso vocativo. Recordemos que el vocativo pueden ser una o más palabras utilizadas a manera de adjetivo para llamar la atención de una persona, animal o cosa. Le hablamos directamente por su nombre, apodo, título profesional.

En este caso con los signos de admiración, el vocativo se acompaña de una función de mandato u orden.

Por ejemplo:

¡Tú!, vete ya de aquí que me estás molestando.
Carmen, ¡apúrate que vas a llegar tarde!
¡Usted!, no puede estar aquí.

  • Se pueden usar junto con el modo imperativo. Cuando una oración se usa en modo imperativo puede ir acompañado con los signos de admiración al igual que las oraciones exclamativas. El imperativo sirve para dar una orden o mandato específico acompañado de una expresión de sorpresa, enojo, terror, admiración, etcétera. 

Por ejemplo en el caso de las señales o mensajes de tránsito; tales como:

¡Precaución!
¡Maneje con cuidado!
¡Disminuya la velocidad!
¡Cuidado!
¡Curva próxima! 

También cuando damos una orden con cierta actitud de enojo:

¡No me digas nada ya!
¡Vete en este instante que no quiero verte!
¡Piérdete! 

  • Se pueden usar en interjecciones y oraciones unimembres. Las interjecciones sirven para demostrar cómo reaccionamos ante algo que nos pasa, hacemos o vemos. Las unimembres son oraciones breves o cortas que no pueden separarse en sujeto y predicado.

Y van acompañadas de signos de admiración cuando funcionan como frases hechas o coloquiales.

Entre las interjecciones están: ¡Ay!, ¡Ea!, ¡Ey!, ¡Hey!, ¡Oye!, ¡Uf!, ¡Uy!, ¡Guau! ¡Bah!, ¡Rayos!, ¡Demonios!

Por ejemplo:

¡Bah!, ¡nadie puede hacerme nada!
¡Guau!, ¡ganamos el partido!
¡Válgame! 

  • Se pueden usar en oraciones con pronombres y adverbios interrogativos. Estos pueden dar la idea de ironía, sarcasmo, duda, y cualquier emoción o sentimiento. Entre estos se incluyen los siguientes: ¡Qué!, ¡Cuándo!, ¡Dónde!, ¡Cuánto! o ¡Cuán!, ¡Cuál! ¡Quién!, ¡Cómo!

Por ejemplo:

¡Qué bella es!
¡Cuántas veces vas a preguntar lo mismo!
¡Cuándo llegará el día, Dios!
¡Quién lo iba a decir!

100 Ejemplos del uso de los signos de admiración: 

Estos signos sirven para representar énfasis, intensidad o emotividad en lo que estamos diciendo.

Uso de los signos de admiración en oraciones imperativas (20 ejemplos): 

  1. ¡Respóndeme en este instante!
  2. ¡Vamos todos juntos!
  3. ¡Ven aquí ahora mismo!
  4. ¡Cállate ya!, te lo advierto.
  5. ¡Detengan a ese sujeto!
  6. ¡Contesta el teléfono!
  7. ¡Levántate de la cama ya!
  8. ¡Quita esa música horrenda!
  9. ¡No hablen!
  10. ¡Mueve esa ropa sucia de mi cama!
  11. ¡Escúchame!
  12. ¡Camina derecho!
  13. ¡Sube el volumen!
  14. ¡Obedéceme!
  15. ¡Tira ese chicle que traes en la boca!
  16. ¡No comas en el salón!
  17. ¡No hablen cuando estoy explicando!
  18. ¡No me interrumpas!
  19. ¡Pide la palabra antes de hablar!
  20. ¡Come toda la sopa! 

Uso de los signos de admiración en oraciones exclamativas o admirativas (20 ejemplos): 

  1. ¡No puede ser!
  2. ¡Madre mía, que no creo lo que me dices!
  3. ¡Sato Dios!
  4. ¡Bua, por fin estás aquí!
  5. ¡No traje la tarea de inglés!, ¡el maestro me va a regañar!
  6. ¡Vaya lío en que nos hemos metido!
  7. De verdad, ¡qué extraordinario que puedas venir con nosotros!
  8. ¡Pero cuánto ruido hay allá afuera!
  9. ¡Estamos felices de que estés aquí!
  10. ¡Tienes que irte de aquí ahora!
  11. ¡Caramba contigo!
  12. ¡De verdad, no puede ser!
  13. ¡Demonios enchilados que vienen a la tierra!
  14. ¡Vaya con la mujer esta!
  15. ¡Olvidé cepillarme los dientes!
  16. ¡No quiero nada!
  17. ¡No puedo resolver el ejercicio!
  18. ¡Esta iglesia es hermosa!
  19. ¡Amo esta ciudad!
  20. ¡Te adoro tanto! 

Uso de los signos de admiración en oraciones en vocativo (20 ejemplos): 

  1. ¡Vaya problemón que armaste, tío!
  2. ¡Oye, Michelle!, ¡tienes que venir a ver esto!.
  3. ¡Ea, niñas!, aquí no jueguen con la tierra que me ensucian todo.
  4. ¡Ustedes!, cuántas veces les tengo que decir que así no se hace.
  5. María, ¡acá te esperamos!; no tardes mucho.
  6. ¡Papá!, ¡tráeme lo que te pedí!
  7. ¡Vaya contigo, muchacha!, cuándo aprenderás.
  8. ¡Hermanita!, ¡te voy a extrañar mucho!
  9. ¡Oye, !, estás estacionado en mi lugar.
  10. ¡Flaco!, hacía mucho tiempo que no te veía.
  11. ¡No te vayas, guapa!
  12. Carmen, ¡llévate a los niños contigo!
  13. ¡Ey, Jimena!, ven con nosotros cuando acabes.
  14. ¡Caray, mamá!, no sé porque fui tan tonta.
  15. ¡Ay, amor!, siempre tan despistada.
  16. ¡Cuéntame todo, Pablo!
  17. ¡México, eres grande!
  18. ¡Oiga, señora!, ¡se le olvidó su bolso!
  19. ¡Cariño!, no olvides que tienes que recoger a la niña en la tarde.
  20. Diana, pero ¡qué feo hablas! 

Uso de los signos de admiración en interjecciones y oraciones unimembres (20 ejemplos): 

  1. ¡Uy!
  2. ¡Uf!
  3. ¡Vaya!
  4. ¡Lo logré!
  5. ¡Lo conseguí!
  6. ¡Por fin!
  7. ¡Hey!
  8. ¡Madre mía!
  9. ¡Qué cosas!
  10. ¡Viva!
  11. ¡Bravo!
  12. ¡Salud!
  13. ¡Bua!
  14. ¡Jo!
  15. ¡Zas!
  16. ¡Bye!
  17. ¡Hola!
  18. ¡Caramba!
  19. ¡Rayos!
  20. ¡Diablos! 

Uso de los signos de admiración en oraciones interrogativas retóricas (20 ejemplos): 

  1. ¡Cuán bello es lo que dices!
  2. ¡Dónde iba a encontrar mujer como tú!
  3. ¡Qué mal!
  4. ¡Qué terrible noticia!
  5. ¡Cuán inteligente eres!
  6. ¡Qué baje Dios y lo vea!
  7. ¡Qué cosas!, por dios.
  8. ¡Cómo mola eso!
  9. ¡Que lo flipo!
  10. ¡Quién lo iba a decir!
  11. ¡Qué lío!
  12. ¡Qué ironía!
  13. ¡Dónde quedarían!
  14. ¡Quién lo diría!
  15. ¡Quién lo hubiera dicho!
  16. ¡Cuánto amor!
  17. ¡Cómo se quieren!
  18. ¡Cómo me agrada!
  19. ¡Cuándo será el día que lo vea!
  20. ¡Qué crack eres!

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Por : Morris

Búsqueda:

Deja un comentario

Tweet