Inicio » Psicología » Psicosis

Psicosis

Una Psicosis o Trastorno psicótico es una condición mental que se caracteriza por la pérdida del contacto con la realidad. Los casos de esta enfermedad son escasos.

La palabra Psicosis se utiliza para definir un grupo de trastornos, entre los que están la Esquizofrenia, la Paranoia y las formas extremas de Depresión, como la Psicosis Maniaco-Depresiva.

Características de una Psicosis

Una Psicosis es un desorden mental severo, que se hace manifiesto en comportamiento, reacciones e ideas anormales. La persona no es capaz de enfrentarse con las exigencias de su medio ambiente.

Una persona psicótica se diferencia de la persona neurótica en que la última ha podido realizar un ajuste a su medio ambiente. Finalmente, la neurótica ha vuelto a la normalidad.

Las Psicosis abarcan la manifestación más claramente relacionada con la enfermedad mental; sus síntomas clásicos incluyen las alucinaciones, delirios y grave alteración afectiva y relacional. Estos trastornos suelen tener un factor orgánico bastante pronunciado como los Trastornos Depresivos y Bipolares, aunque las esquizofrenias son las de mayor repercusión personal, social y familiar dado su carácter crónico y degenerativo caracterizado por los elementos propios de todos los trastornos psicóticos a los cuales se añaden la desconexión con la realidad y aplanamiento afectivo.

Una psicosis es una usual enfermedad mental

Psicosis y Neurosis

La diferencia que existe entre las Psicosis y las Neurosis es que en las Psicosis se pierde el contacto con la realidad.

Las Neurosis se caracterizan por estados de malestar y ansiedad, pero las personas afectadas no llegan a perder el contacto con la realidad. Entre los problemas de Neurosis, están los cambios bruscos de carácter, las fobias, los miedos, el pánico, la angustia, la histeria, el estrés, la depresión, los trastornos obsesivo-compulsivos, la hipocondría y en general, todos los que provocan una alta dosis de ansiedad sin que exista una desconexión con la realidad.

Las Neurosis implican ansiedad y angusia

Tipos de Psicosis

En el grupo de trastornos psicóticos se tienen:

Esquizofrenia

La Esquizofrenia es un grave trastorno mental o psicosis que presenta la pérdida de contacto con la realidad y una desorganización o desintegración temporal o permanente de la personalidad.

La Etimología de la palabra “esquizofrenia” proviene de “esquizo”: separación, y “frenia”: mente. Este nombre se refiere a una separación de la mente y la realidad.

La esquizofrenia es una de las formas más comunes de enfermedad mental. Una persona esquizofrénica rechaza el mundo exterior y se introvierte en su propio mundo. Sus actos se acomodan a su mundo imaginario y por ello son tan difíciles de interpretar.

En los últimos años se ha avanzado mucho en el conocimiento y tratamiento de la esquizofrenia y es cada vez más grande el índice de recuperaciones, ya sea totales o parciales.

Paranoia

La paranoia es una psicosis que se caracteriza por manías de persecución y frecuentes alucinaciones, por lo general de tipo auditivo. En la paranoia, la realidad se tergiversa, sin que se pierda del contacto con ella.

La persona paranoica siente que una persona o grupo le persiguen o talvez intentan matarle. Es frecuente que este intenso terror y recelo se convierten con excesivas ambiciones y sueños de grandeza no realizados. El paranoico acusa al perseguidor de sus fracasos.

Psicosis Maniaco-Depresiva

La Psicosis Maniaco-depresiva es una forma de disturbios mentales. Es casi tan corriente como la esquizofrenia. Puede atacar en cualquier edad, pero es más frecuente en el rango entre 20 y 50 años.

Las mujeres son atacadas con más frecuencia que los hombres, abarcando alrededor de dos tercios de todos los casos.

La psicosis maniaco-depresiva ha recibido la denominación de “Locura Cíclica”, debido a que está caracterizada por ciclos periódicos y alternantes de manía y depresión.

Locura cíclica, alternantes depresión y manía

Diagnóstico de Psicosis

En 1952 fue publicado por primera vez el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-I), cuya quinta edición es la vigente (DSM-V).

Este manual proporciona un sistema de clasificación que intenta separar las enfermedades mentales en categorías diagnósticas basadas en las descripciones de los síntomas y en el curso de la enfermedad.

La Clasificación internacional de la Enfermedad, Novena revisión, Modificación Clínica (ICD-9-CM), un libro publicado por la Organización Mundial de la Salud, utiliza categorías diagnósticas similares a las del DSM-IV. Esta similitud sugiere que el diagnóstico de las enfermedades mentales específicas se está haciendo de una forma más consistente y estandarizada en todo el mundo.

Se han hecho muchos avances en los métodos de diagnóstico y están ya disponibles nuevas técnicas de neuroimagen, incluyendo la tomografía computadorizada (TC), la Resonancia Magnética (RM) y tomografía de emisión de positrones (TEP), un tipo de gammagrafía que mide el flujo sanguíneo en áreas específicas del cerebro.

Estas técnicas de imagen se utilizan para representar la estructura y la función cerebrales en personas con comportamiento de todo tipo, aportando así a los científicos un mayor conocimiento acerca de cómo funciona el cerebro humano, con y sin enfermedades mentales. Estas investigaciones, que han logrado diferenciar un trastorno psiquiátrico de otro, han conducido a una mayor precisión en el diagnóstico.

Ejemplos de Psicosis

Esquizofrenia

Paranoia

Psicosis reactiva

Esquizofrenia paranoide

Trastorno esquizoafectivo

Psicosis Maniaco-depresiva

Trastorno Bipolar

Depresión Psicótica

Psicosis orgánica

Psicosis delirante

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Por : Morris

Búsqueda:

Deja un comentario

Tweet