Características Del Síndrome De Tourette

Inicio » Psicología » Características del Síndrome de Tourette
Última modificación por: Redacción ejemplosde.com, año 2021

El síndrome de Gilles de la Tourette (SGT), nombrado comúnmente como síndrome de Tourette, es uno de muchos trastornos que se distinguen por la presencia de los tics. Los tics son movimientos rápidos, repentinos, recurrentes, muy breves, sin ritmo y aleatorios, que se presentan con breves intervalos entre ellos.

Los tics se producen de manera involuntaria y sin un propósito aparente, excepto el de calmar la sensación de gran necesidad de hacerlo, que siente el paciente. Pueden impedirse por lapsos cortos y son variables en localización, duración, frecuencia, complejidad e intensidad. Los tics pueden ser simples o complejos según los músculos que afecten; y motores o vocales.

El síndrome de Tourette asocia múltiples tics motores y tics vocales que pueden presentarse al mismo tiempo o en diferentes fases del trastorno. Está definido por una serie de características, que se ejemplifican a continuación.

Características del Síndrome de Tourette

  • Los tics comienzan en la cabeza
  • Los tics avanzan hacia el cuello, los hombros, los brazos y el tórax
  • Entre 1 y 2 años después de los tics motores, aparecen los tics vocales
  • Las teorías conductuales han servido para explicar los tics simples
  • Las teorías psicoanalíticas no han tenido tanto éxito en el tratamiento de los tics
  • Las teorías biológicas indican que en este síndrome interactúan factores genéticos y ambientales
  • Se pronostica que, en la edad adulta, los tics vocales pueden desaparecer
  • Se estima que, en la edad adulta, los tics motores se reducen en número y frecuencia
  • Si los tics no desaparecen, es probable que haya complicaciones potenciales hacia otros trastornos como el trastorno obsesivo compulsivo y los trastornos de personalidad.

tics en sindrome de Tourette

Población afectada por el síndrome de Tourette

El síndrome de Tourette se encuentra clasificado en el grupo de los trastornos de tics crónicos, los cuales se presentan sólo entre el 1% y el 2% de la población general. Las tasas mayores se dan en niños de entre 7 y 11 años, sobre todo varones y que viven en ciudades.

El síndrome de Tourette tiene una prevalencia de 4 a 5 por cada 10000 habitantes, aunque un estudio sobre niños de 13 y 14 años reveló cifras próximas a los 300 casos por cada 10000 alumnos. El estudio fue desarrollado por personal capacitado, para que se llevara a detalle. Esto hace suponer que los casos más leves o que van comenzando, en ocasiones pasan desapercibidos.

Este trastorno de tics crónicos se observa frecuentemente en pacientes con otros problemas psiquiátricos, como el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), y aunque es más común verlo en varones de 6 a 15 años, puede presentarse en adolescentes y adultos.

Diagnóstico del síndrome de Tourette

El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-IV requiere, para el diagnóstico del síndrome de Tourette las siguientes situaciones:

  • Que no haya periodos sin tics mayores de 3 meses
  • Que la duración mínima de un trastorno de tics transitorios sea de 4 semanas, con un máximo de 12 meses.

Los tics en el síndrome de Tourette

Para detectar el síndrome de Tourette, se debe poner atención a signos y síntomas, que son los tics motores y los tics vocales o fonatorios.

Los tics motores se pueden clasificar en simples y complejos.

Los tics motores simples comprenden el parpadeo o guiño de ojos, las muecas faciales, las sacudidas de cuello y el encogimiento de los hombros.

Entre los tics motores complejos se encuentran los gestos faciales complejos, las conductas de cuidado personal como tocarse el pelo, los saltos o incluso las autoagresiones.

Los tics vocales o fonatorios también pueden ser simples y complejos.

Los tics vocales simples comprenden tos, carraspeo, ruidos guturales, respiración ruidosa o siseos.

Los tics vocales complejos abarcan palabras o frases repetitivas, aleatorias y fuera de contexto, cambios bruscos en el volumen o el ritmo del habla, uso de palabras inapropiadas con frecuencia, repetición de sonidos propios o palabras (palilalia) y repetición de sonidos o palabras recién escuchados (ecolalia).

Relación con otros trastornos

Por lo menos el 50% de los pacientes con síndrome de Tourette tienen rasgos que coinciden con los del trastorno de déficit de atención e hiperactividad. Se abarcan:

  • Falta de atención
  • Inquietud excesiva
  • Problemas de aprendizaje

Aproximadamente, el 40% de los pacientes con síndrome de Tourette, con más de 10 años de evolución en este trastorno, presentan síntomas de trastorno obsesivo compulsivo. Generalmente, se estima que la relación de ambos trastornos es de base genética.

El síndrome de Tourette también se ha relacionado con otros tipos de trastornos como:

  • Trastorno de conducta
  • Trastorno afectivo
  • Trastorno de ansiedad
Autor: Redacción ejemplosde.com, año 2021

Deja un comentario


Acepto la política de privacidad.