Inicio » Clases de Español » Oraciones para niños

Ejemplos de Oraciones para niños

Las oraciones para niños son aquellas que guardan mayor parecido a una charla sincera y armoniosa entre un amigo siempre comprensivo, o un padre amoroso y protector. Son oraciones que contienen pocas palabras difíciles o desconocidas. Al orar, los niños están más cerca de Dios pues gracias a las oraciones, se crea un vínculo y un diálogo inquebrantable en el que prevalece la confianza y el amor. Dios quiere escuchar a los niños, saber qué les pasa y conocer su alma de la manera más profunda y pura.

Las oraciones para niños pueden ser de cualquier tipo, por ello existen aquellas que tanto los adultos como los niños pueden repetir o las que están pensadas únicamente para los niños; dada la simplicidad en las palabras usadas. Además, pueden tener finalidades muy diversas y variadas; por ejemplo, veamos las siguientes:

  • Oraciones para pedir por la familia y las amistades. Como su nombre lo indica, en estas oraciones los niños piden a Dios por todos los miembros de su familia y por ellos mismos.
  • Oraciones para pedir ayuda en sus estudios. En este tipo de oraciones, los niños incluyen plegarias no solo para sus estudios o formación sino también para que les ayude a ser mejores personas.
  • Oraciones para ofrecer el primer pensamiento del día a Dios. Estas oraciones son las que se repiten por las mañanas para pedirle a Dios que permita tener un buen día, y que guíe los actos, pensamientos y palabras del niño.
  • Oraciones para pedirle a Dios un sueño pacífico. Son las plegarias que se dicen por las noches a la hora de dormir. Son de gran importancia y tradición en las familias.
  • Oraciones para pedir por uno mismo. Este tipo de oración se trata más bien de la necesidad que los niños sienten de contarle a Dios alguna culpa y pedir perdón por ella; con el objetivo de recibir su ayuda para ser mejores.

25 Ejemplos de oraciones para niños: 

Oraciones para pedir por la familia (5 ejemplos):

  1. Por mis padres:

“Jesús, padre mío, te pido hoy por mis padres.

Que a mi padre nunca le falte el trabajo, te pido señor.

Que a mi madre nunca le falte fortaleza y salud, te pido señor.

Jesús, te pido los protejas y los acompañes siempre.

Que mi papá siga siendo tan buen ejemplo para mí y mis hermanos, te pido señor.

Que mi mamá siga siendo buena esposa, tan buena y amorosa madre con todos nosotros, te pido señor.

Te pido, Jesús que me escuches y te agradezco con todo mi corazón.

Amén”.

  1. Por mis primos y primas:

“Señor, sé que me escuchas hoy y siempre; por eso quiero pedirte especialmente por mis primas y primos que tanto quiero.

Por favor, Padre mío, siempre enséñales el camino correcto para llegar hasta ti porque aún nos falta mucho por aprender y estaremos tentados a caer en malos pasos. Guíanos, siempre señor.

Ayuda y protege a sus padres y haz que todos se amen y respeten. Lleva hasta sus hogares, al igual que al mío, la abundancia de amor y felicidad.

Por todo esto que nos das, muchas gracias señor

Amén”.

  1. Por mi mamá:

“Querido Jesús,

Quiero hoy pedirte que por favor nunca desampares a mi mamá.

Te pido humildemente, señor, que le des salud para que esté conmigo muchos años.

Te pido humildemente, señor, que le permitas ver a todos sus hijos crecer y ser buenas personas porque eso la hará feliz.

Te pido, humildemente, señor, que le des siempre paz en su corazón y mente para que sea feliz a pesar de los momentos tristes.

Te pido, humildemente, señor, que nunca le falte el cariño de mi papá, que siempre estén juntos.

Gracias siempre te doy señor por mi mamá.

Amén”.

  1. Por mi papá:

“Te pido hoy, Dios, que a mi padre nunca nada malo le pase.

Que reciba siempre todo lo bueno que merece por ser el mejor ejemplo que pude tener.

Te pido que le socorras siempre que vaya a trabajar, y que lo alejes del mal.

Te pido que lo protejas cuando viaje o cuando no llegue pronto a casa.

No te olvides jamás de él.

Gracias por escucharme, Dios.

Amén”.

  1. Por mis hermanos y hermanas:

“Dios, Santísima Trinidad.

Vengo este día a pedirte por mis hermanos (as) que siempre han estado conmigo cuidándome.

Ayúdales en sus tareas y sueños, en sus malestares y tristezas.

Te pido por ellos señor, porque todos somos buenos y te amamos.

Amén”. 

Oraciones para pedir ayuda en sus estudios (5 ejemplos):

Las oraciones para niños, son agradecimientos que se les inculcan por su religión.

  1. “Padre, pido tu amor y tu guía para los momentos tan importantes que comenzaré a vivir.

He crecido con tu abrazo y tu consejo, con tu amor y comprensión, y por eso te pido que ampares hoy y siempre.

Comienza una nueva etapa en mis estudios y sé lo importante que será en mi vida.

Por eso, señor, dime cómo puedo ser un niño fuerte, estudioso, dedicado y esforzado. Quiero lograr todas las metas que me proponga, y solo con tu guía y mi buena voluntad podré conseguir lo mejor.

Sé que estarás siempre conmigo, señor, Padre mío. Te doy las gracias.

Amén”.

  1. “Dame fuerzas para estudiar.

Jesús, empieza el tiempo de las pruebas y tengo que estudiar mucho.

Dame fuerzas para trabajar con entusiasmo y dedicarle esfuerzo al estudio.

Ayúdame a entender las cosas que debo estudiar.

Ayúdame a hacer las tareas con tiempo y dedicación.

Que no me ponga nervioso, que me acuerde de todo lo que estudie.

Ayúdame y que pueda aprobar si realmente me lo merezco.

Muchas gracias Jesús, por la posibilidad que tengo de estudiar.

Te pido para que todos los niños puedan ir a la escuela y estudiar.

Amén”.

  1. “Querido Jesús, hoy, como todos los días que voy a la escuela,

Quiero encomendarme a ti para que nada malo suceda en el camino.

Ayúdame a aprovechar bien las clases.

Te prometo ser obediente y bueno, y también aprender mucho.

No olvides a los niños que no tienen escuela, y bendice a los profesores y las profesoras. Amén”.

  1. “Jesús, muéstranos al Padre.

Por él, todo fue creado: las personas y las cosas.

Ayúdame a estudiar, para que yo pueda ser mejor persona y crecer rodeado del saber.

Te lo pido, oh Padre del Cielo.

Amén”.

  1. “Dios, te dedico a ti y a mis padres cada uno de mis logros

Cada vez que un profesor reconoce mi esfuerzo y mi voluntad.

Cada vez que sonrío porque entendí todas mis lecciones.

Cada vez que hago bien mis tareas.

Cada una de esas veces te siento más cerca de mí y te doy gracias.

Mis logros serán siempre tuyos y gracias a ti.

Por eso, Dios bendito, sigue en mi vida y guíame en cada paso.

Bendito sea el camino por el cual me conduces.

Amén”. 

Oraciones para ofrecer el primer pensamiento del día a Dios (5 ejemplos):

  1. “Con Dios me acuesto, con Dios me levanto, con la gracia de Dios y del Espíritu Santo”.
  2. “En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Gracias, señor, por dejarme despertar este día.

Te dedico a ti cada buena acción que realice y cada sorpresa que reciba.

Prometo actuar con bien y solo seguir tu ejemplo.

Amén”.

  1. “Dios, en este día que comienza te pido dicha y armonía para los míos.

Que me ayudes a llegar bien a mi escuela y hacer bien todos mis deberes

Que nos protejas a todos de peligros y pecados.

Gracias.

Amén”.

  1. “Jesús, te doy gracias al levantarme.

Por dejarme ver de nuevo la luz del día.

Te pido me ilumines hoy como siempre.

En este como todos los otros días

Eres tú mi primer pensamiento del día”.

  1. “En este nuevo día, Señor, no tengo secretos para ti

Soy otra vez purificado con tu luz y tu perdón

Y obraré bien para volver a dormir esta noche sin pecados.

Amén”. 

Oraciones para pedirle a Dios un sueño pacífico (5 ejemplos):

  1. Oración al ángel de la guarda

“Ángel de mi guarda,

dulce compañía,

no me desampares

ni de noche ni de día;

si me desamparas

¡qué será de mí!,

ángel de mi guarda

ruega a Dios por mí.

Amén”.

  1. “Dios, te pido que me cuides con tu ángeles

Gracias Dios por escucharme cuando hago mi oración,

te pido que en esta noche tus ángeles me cuiden,

que no tenga miedo cuando cierro mis ojitos.

Te alabo, Dios bendito, eres maravilloso,

danos una buena noche y un despertar hermoso.

Amén”.

  1. “Te adoro Dios mío.

Te agradezco el haberme conservado en este día.

Perdóname el mal que hoy he cometido y si algún beneficio he hecho, acéptalo. Concédeme el reposo y libérame de peligros. Que tu gracia sea siempre conmigo y con todos mis seres queridos.

Visita Señor, esta habitación: que tus santos ángeles habiten en ella y nos guarden en paz.

Amén”.

  1. “Con Dios me acuesto, con Dios me levanto, con la gracia de Dios y del Espíritu Santo.

Pedirte, Señor que ésta, como todas las noches, me permitas llegar hasta el sueño pacífico cobijado por tus brazos amorosos y dulces.

Libra mi mente de cualquier otra cosa que no sea tu amor y bondad.

Gracias te doy por crearme.

Gracias te doy por amarme.

Gracias por acompañarme.

Amén”.

  1. “Dios mío y querido, te doy gracias por el día de hoy.

Por lo que me enseñaste y por lo malo que de mí alejaste.

Te doy gracias por el bien que recibí de los demás y por el bien que yo hice.

Pido perdón por lo que hice mal.

Mañana, con tu ayuda, quiero ser mejor.

Amén”. 

Oraciones para pedir por uno mismo (5 ejemplos):

  1. “Enséñame, querido Dios, a valorar todo lo que lo que tengo y lo que mi familia hace por mí.

Ayúdame a saber pedir perdón cuando les hago algo malo a los demás.

Quiero ser digno de ti.

Quiero saber agradecer a las personas y a ti todo lo bueno del mundo.

Te doy gracias por todo lo que me das todos los días.

Gracias, Dios, por ser tan bueno, por comprenderme y perdonarme.

Te pido que me enseñes, Dios, a ser bueno.

En el nombre del Padre, del Hijo. Amén”.

  1. “Querido, Jesús, quiero pedirte perdón porque he sido grosero con mis padres.

Les he ofendido con mis malas acciones.

Quiero reparar mis faltas; por eso te pido que me perdones y me hagas mejor hijo, hermano, sobrino y amigo.

Ayúdame, Jesús, a ser más obediente y honesto, más bueno y comprensivo con mis padres.

Yo sé que me aman por sobre todas las cosas.

El amor que ellos me dan es el mismo que tú sientes por mí y por eso quiero ser digno de merecerlo.

Muchas gracias por estar en mi corazón, Jesús.

Amén”.

  1. “Dios todo poderoso:

Te busco, Señor, para pedirte que me ayudes a ser más humilde y compasivo.

A ser un buen niño que solo quiere hacer sentir orgulloso a sus padres y a ti.

Quiero evitar hacer cosas malas como tratar mal a otros.

Quiero evitar aparentar ser lo que no soy. No quiero hacer menos a los demás, no quiero ser malo como los que solo humillan y dañan con palabras y acciones equivocadas.
Es difícil, Señor, pero si tú me guías lograré ser siempre bueno.
Dame tu mano para aprender a ayudar a los más necesitados.

Amén”.

  1. “Quiero crecer como Jesús:

Ayúdame Padre bueno a crecer como Jesús.

A ser más bueno cada día y a querer a todos los que me rodean.

Ayúdame a estudiar mucho en la escuela y a ser buen amigo y compañero.

Quiero aprender mucho, llenarme de las cosas de Dios, como Jesús.

Quiero aprender a orar, a leer la Biblia, a vivir como Jesús vivió.

Enséñame a seguir sus pasos y a dejarme llenar por el Espíritu de Dios.

Que todo lo que aprenda, Señor, aprenda a transmitirlo, que no me lo guarde para mí, sino que lo comparta con los demás, como Jesús.

En el nombre de Jesús.

Amén”.

  1. “Enséñame a amar

Cuando vea a alguien que sufre, Jesús, enséñame a amar.

Cuando tenga oportunidad de compartir lo que tengo, Jesús, enséñame a amar.

Cuando encuentre a alguien desalentado o triste, Jesús, enséñame a amar.

Cuando me necesiten en mi familia, Jesús, enséñame a amar.

Cuando comparta mi tiempo con mis amigos, Jesús, enséñame a amar.

Cuando vea situaciones que no sean justas, Jesús, enséñame a amar.

Enséñame, Jesús amigo, a dar la vida por los demás.

A practicar el bien, y la justicia, a vivir en paz y construyendo la paz.

Enséñame a vivir todo lo que enseñaste para dar frutos de esperanza, donde me toque vivir.

Amén”.

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Por : Morris

Búsqueda:

Deja un comentario

Tweet