Inicio » Física » Primera Ley de la Termodinámica

Ejemplos de Primera Ley de la Termodinámica

La primera ley de la termodinámica, conocida también como la ley de la conservación de la energía, establece que la cantidad de energía existente en dos sistemas ni se crea ni se destruye, se transforma en trabajo o se convierte en calor.

La primera ley de la termodinámica establece que el calor es la energía necesaria para compensar las diferencias que se dan entre el trabajo y la energía interna que lo produce.

La ecuación que define formalmente a la primera ley de la termodinámica es la siguiente:

ΔU = Q – W

En donde ΔU es la energía total interna del sistema, Q es la cantidad de calor que el sistema produce y W es el trabajo realizado al aplicar la energía interna al sistema.

Una conclusión de esta ley es que no toda la energía que se aplica a un sistema puede ser convertida en trabajo, una parte de ella se convierte en calor.

Ejemplos de la primera ley de la termodinámica:

En el motor de un automóvil la combustión de gasolina libera energía, una parte de ésta es convertida en trabajo, que se aprecia viendo el motor en movimiento y otra parte es convertida en calor.

Cuando una persona corre utiliza energía que obtiene de los alimentos, una parte de ésta se convierte en el trabajo necesario para correr y otra se convierte en calor que hace que suba la temperatura en el cuerpo del corredor.

Si se golpea un clavo con un martillo se aplica energía al martillo para que realice el trabajo de introducir el clavo en la madera, pero una parte de ésta se convierte en el calor que calienta el clavo.

En una máquina de vapor la energía que se obtiene de la combustión del carbón se convierte en trabajo para mover la máquina y parte de ésta es convertida en calor.

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Por : Morris

Búsqueda:

Deja un comentario

Tweet