Inicio » Química » Óxidos metálicos

Óxidos metálicos

Los Óxidos metálicos son los compuestos químicos formados por átomos de un metal y de Oxigeno. Dependiendo del tipo del metal al que esté unido el Oxígeno, serán las propiedades del compuesto químico.

El Oxigeno se va a unir a cinco categorías de metales diferentes: Metales alcalinos, Metales alcalino-térreos, Metales de Transición, Metales de la familia del Carbono, Tierras raras.

Tipos de óxidos metálicos:

Óxidos de los Metales Alcalinos

Oxido de Sodio (Na2O): Es el resultado de exponer el Sodio al aire con una cantidad de calor. Es el producto de su combustión. Además, se puede obtener haciendo reaccionar el Peróxido de Sodio (Na2O2) con sodio metálico (Na).

Óxido de Potasio (K2O): Es el resultado de exponer el Potasio al aire con algo de calor. Es el producto de su combustión.

Óxidos de los Metales Alcalino-térreos

Óxido de Magnesio (MgO): Se obtiene calentando el Carbonato de Magnesio natural, y se llama magnesia calcinada. Debido a su resistencia a las altas temperaturas, se usa como material refractario para revestir hornos eléctricos. Una variedad ligera y blanda, mezclada con asbesto (95% magnesia), sirve de material aislante para recubrir tubos y calderas de vapor. El MgO es básico y reacciona con los ácidos para dar sales.

Óxido de Calcio (CaO): Se forma óxido de calcio cuando el calcio se quema al aire. En gran escala se produce calentando caliza CaCO3 en grandes hornos de cal llamados también caleras. El CaO también se llama cal, y se usa para preparar cementos y morteros, en la fabricación de polvos de gas; en la industria del curtido para depilar las pellejas; así como para depurar aguas duras, y en agricultura para neutralizar suelos ácidos.

Óxido de Calcio o Cal

Óxidos de los Metales de Transición

Óxidos Ferroso (FeO) y Férrico (Fe2O3): Estos óxidos se manifiestan cuando el metal Hierro se encuentra expuesto al aire, con intervención de la humedad. Se forman como una fina película de color rojizo anaranjado. En presencia de agua o sumergidos, se convierten en Hidróxidos.

Óxido de Hierro

Óxido Cúprico (CuO): Es un óxido de color negro que se forma al calentar cobre en el aire, y al calcinar el sulfato, nitrato o hidróxido del metal.

Óxido Cuproso (Cu2O): Es un sólido rojo que se encuentra en la Naturaleza formando el mineral cuprita. Su obtención a partir del licor de Fehling es un excelente ensayo clínico para reconocer la glucosa en la orina y en la sangre (diabetes).

Óxido de Zinc (ZnO): Se obtiene quemando vapor de zinc o tostando las menas en un exceso de aire. El óxido finamente dividido se recoge en saquitos, a través de los cuales pueden pasar los gases. Se usa como pigmento en pintura, con el nombre de blanco de zinc o blanco de China.

Óxido Crómico (Cr2O3): Es un sólido verde que se prepara fácilmente calentando dicromato amónico (NH4)2Cr2O7. El Cr2O3 es un polvo que no se puede fundir, y no es atacado por los ácidos y se usa como pigmento en pintura.

Dióxido de Manganeso (MnO2): Se encuentra en la Naturaleza formando el mineral pirolusita. Se usa en laboratorio para obtener Cloro y en la industria para decolorar el vidrio y para fabricar pilas secas.

Dióxido de Manganeso o Pirolusita

Dióxido de Titanio (TiO2): Se encuentra en el mineral rutilo, y se utiliza en la industria como pigmento blanco. De hecho, se considera una de las sustancias más blancas en la naturaleza.

Óxidos de la familia del Carbono

Óxido Estannoso (SnO): es un polvo negro (cristales cúbicos), que se obtiene calentando oxalato estannoso SnC2O4, fuera del contacto del aire:

SnC2O4 --> SnO + CO + CO2

Óxido Estánnico (SnO2): Se obtiene quemando el estaño en el aire. Es un residuo blanco de esta combustión.

Óxidos de las Tierras Raras

Óxido de Uranio (U3O8): En 1789, Klaproth demostró que el mineral pechblenda contenía “una sustancia semimetálica” que consideró un nuevo elemento. Lo llamó Uranio, en honor del planeta Urano. En 1842 se probó que se trataba del óxido U3O8, y no del metal libre.

Pechblenda

Dióxido de Cerio (CeO2): Blanco o débilmente amarillento, se obtiene al calentar las oxisales de Cerio.

Ejemplos de Óxidos Metálicos

Oxido de Sodio (Na2O)

Óxido de Potasio (K2O)

Óxido de Magnesio (MgO)

Óxido de Calcio (CaO)

Óxido Ferroso (FeO)

Óxido Férrico (Fe2O3)

Óxido Cúprico (CuO)

Óxido Cuproso (Cu2O)

Óxido de Zinc (ZnO)

Óxido Crómico (Cr2O3)

Dióxido de Manganeso (MnO2)

Dióxido de Titanio (TiO2)

Óxido Estannoso (SnO)

Óxido Estánnico (SnO2)

Óxido de Uranio (U3O8)

Dióxido de Cerio (CeO2)

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Por : Morris

Búsqueda:

Deja un comentario

Tweet