Inicio » Química » Materiales peligrosos

Materiales peligrosos

Un Material Peligroso es una sustancia química con características que pueden perjudicar la integridad física de los seres humanos y los otros materiales. Se trata de características muy específicas y cuyos conceptos están bien delimitados: Corrosividad, Reactividad, Explosividad, Toxicidad, Inflamabilidad y característica Biológico-infecciosa.

Se describen por separado cada una de estas características, reconociendo su naturaleza y el grado en que alteran el bienestar humano y la constitución de los otros materiales.

Corrosividad

La corrosividad es una característica de los ácidos y las bases, con la que estas sustancias degradan o descomponen la materia de la superficie con la que tienen contacto.

Al caer sobre la piel humana, las sustancias corrosivas provocan una desagradable sensación de ardor y, si la sustancia está concentrada, llegan a causar quemaduras visibles. Es por eso que para manipularlas se requiere llevar puesto el equipo de protección personal.

El equipo de protección personal contra sustancias corrosivas consiste, por ejemplo, de un traje antiácido, botas de goma y guantes de plástico de alta densidad.

Algunas de las sustancias más corrosivas son el Ácido Clorhídrico (HCl), el Ácido Sulfúrico (H2SO4), el Agua Regia (HCl + HNO3), el Hidróxido de Sodio (NaOH), el Hidróxido de Amonio (NH4OH).

En el ámbito industrial, los materiales corrosivos se identifican por medio de un triángulo de señalamiento, que lleva la caricatura en negro de una mano humana siendo afectada por una gota de ácido, sobre un fondo amarillo.

Señal de Material Corrosivo

Reactividad

La Reactividad es la característica de las sustancias capaces de iniciar una reacción química con otras. La peligrosidad en este caso se encuentra en la naturaleza de la reacción, que puede llegar a ser muy exotérmica.

Cuando se pone en contacto un material reactivo con sustancias o materiales que puedan ser afectados por él, la interacción puede llegar a generar mucho calor u otro tipo de sustancias que ataquen el entorno o al ser humano mismo.

El equipo de protección personal utilizado ante materiales reactivos va a depender del tipo de reacción que se desarrolle.

Algunos de los materiales más reactivos son el Cloro gaseoso (Cl2), el Permanganato de Potasio (KMnO4), el Peróxido de Hidrógeno (H2O2). Todos ellos resultan sumamente oxidantes y por ello venenosos.

En el ámbito industrial, los materiales reactivos se identifican por medio de un triángulo de señalamiento, que lleva la caricatura en negro de una reacción química; puede tratarse de cualquier reacción, como la Radiactividad, sobre un fondo amarillo.

Señal de Material Reactivo, en este caso Radiactivo

Explosividad

La Explosividad es la característica de las sustancias que al entrar en contacto con una chispa o con una alta cantidad de calor responden con una emisión súbita y rápida de calor, acompañada de una expansión violenta.

Los materiales explosivos son de los más peligrosos que existen, dado que el impacto de una explosión en la proximidad de un ser humano es fatal, y extremadamente rápido.

Los materiales explosivos se resguardan en bodegas con un ambiente seco y fresco, para que no haya ni un ambiente húmedo ni un calor que propicie su reacción.

La manera de protegerse de los materiales explosivos es simplemente alejarse de ellos, lo suficiente para no estar bajo la incertidumbre sobre su explosión y alcance.

Algunos de los materiales más Explosivos son el Nitrato de Amonio (NH4NO3), el Nitrato de Potasio (KNO3), el TriNitroTolueno C6H2(CH3)(NO2)3, el Hidrógeno gaseoso (H2).

En el ámbito industrial, los materiales explosivos se identifican por medio de un triángulo de señalamiento, que lleva la caricatura en negro de una esfera estallando, con materiales brotando en la explosión, sobre un fondo amarillo.

Señal de Material Explosivo

Toxicidad

La Toxicidad es la característica de las sustancias que al entrar en contacto con el cuerpo humano, ya sea por ingestión o tocándolo, generan una reacción adversa y una condición de salud grave. A muchas de las sustancias tóxicas se les llama Venenos o sustancias venenosas.

Dependiendo de su reactividad química, estas sustancias atacarán el cuerpo humano en tiempos diferentes. Hay algunas que son letales y en cuestión de segundos provocan la muerte. Otras tardan minutos para causar daños irreversibles que alterarán la calidad de vida de la persona afectada.

Para protegerse de los materiales tóxicos, es indispensable aislar el cuerpo por completo. Se utilizan guantes de alto espesor, protección respiratoria especializada, un traje de cuerpo completo y gafas de seguridad.

Algunos de los materiales más tóxicos son el Cianuro de Potasio (KCN), el Cianuro de Sodio (NaCN), el Terbutillitio [C(CH3)3Li], el Trióxido de Cromo (CrO3).

En el ámbito industrial, los materiales Tóxicos se identifican por medio de un triángulo de señalamiento, que lleva la caricatura en negro de un cráneo humano con dos tibias cruzadas en X debajo, en un fondo amarillo. Esta imagen representa a la muerte inminente por el contacto con ese material.

Señal de Material Tóxico

Inflamabilidad

La Inflamabilidad es la característica de los materiales que al entrar en contacto con una chispa o una alta cantidad de calor tienden a arder, degradándose en una reacción de combustión, en la que se libera una gran cantidad de calor y gases como Dióxido de Carbono (CO2) y Monóxido de Carbono (CO).

Los Materiales Inflamables, al entrar en una reacción química, son Materiales Reactivos, pero al ser tan específica esta reacción, se han colocado en un amplio grupo.

Todos los Materiales inflamables son Compuestos Orgánicos, es decir, compuestos químicos formados principalmente por Carbono e Hidrógeno, dado que éstos son los únicos capaces de participar en una reacción de combustión.

Algunos de los Materiales inflamables más importantes son: el Metano (CH4), el Etano (C2H6), el Propano (C3H8), el Butano (C4H10), el Acetileno (C2H2), el Alcohol etílico (C2H5OH).

En el ámbito industrial, los materiales inflamables se identifican por medio de un triángulo de señalamiento, que lleva la caricatura en negro de la flama de una combustión en un fondo amarillo.

Señal de inflamabilidad de los materiales

Biológico-infecciosos

Los Materiales Biológico-infecciosos son aquellas piezas orgánicas que previamente pertenecieron a un sistema biológico, como el cuerpo humano, pero han sido removidos de éste por estar afectados por alguna condición o enfermedad.

Ejemplos de materiales biológico-infecciosos son: extremidades amputadas, sangre de un enfermo, jeringas con sangre infectada.

En el ámbito de los hospitales, los materiales biológico-infecciosos se identifican por medio de un triángulo de señalamiento, que lleva el símbolo de riesgo biológico en negro, sobre un fondo amarillo.

Señal de Materiales Biológico-infecciosos

Ejemplos de Materiales peligrosos

Ácido Clorhidrico (HCl)

Ácido Sulfúrico (H2SO4)

Cianuro de Potasio (KCN)

Hidróxido de Sodio (NaOH)

Hidróxido de Amonio (NH4OH)

Agua Regia (HCl + HNO3)

Monóxido de Carbono (CO)

Metano (CH4)

Cloro gaseoso (Cl2)

Amoniaco (NH3)

Ácido perclórico (HClO4)

Plomo metálico (Pb)

Mercurio líquido (Hg)

Hidrógeno gaseoso (H2)

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

   
Por : Morris

Búsqueda:

Deja un comentario

Tweet