Inicio » Clases de Español » Rima consonante

Rima consonante

La rima consonante o perfecta es aquella en la que riman las vocales y consonantes de varios versos después de la última vocal de la sílaba tónica. Este tipo de rima es más rigurosa y compleja en cuanto a su elaboración. Los sonidos vocálicos y consonánticos en la última sílaba se cada verso son idénticos incluso si las letras de esas sílabas no son iguales en su escritura; es decir que la igualdad de la rima consonante es fonética (sonidos) más no gráfica (letras). Lo cual quiere decir, por ejemplo, que pueden rimar sin ningún problema las siguientes terminaciones: escogen y arrojen, lava y estaba. 

Para comprender mejor qué es la rima consonante, debemos recordar que la rima es la igualdad o repetición de sonidos finales en dos o más versos a partir de la última vocal acentuada; dicha rima puede ser asonante o consonante, y ninguna es mejor que la otra sino que cada una tiene características específicas. 

También es importarte saber que el verso es cada una de las líneas escritas que conforman un poema, el cual se forma por un conjunto de palabras que están sometidas a medida, ritmo y rima.

Ahora veamos el siguiente ejemplo de rima consonante:

1° Pasó la edad en que la vida entera         A
2° parece un blando y repentino ahora.    B
3° Y vemos hoy la dicha verdadera:           A
4° del llanto emerge y, sonriendo, aflora. B 

Como vemos en el ejemplo, los versos primero y tercero riman ya que comparten el mismo sonido en las vocales de las sílabas tónicas finales. La palabra entera, al final del verso, tiene su sílaba tónica en “te”, el segundo verso tiene la sílaba tónica final en “de” en la palabra verdadera, y como vemos, los dos versos terminan en era, tenemos entonces una vocal (e) una consonante (r) y otra vocal (a). Esa rima está representada con la letra A. 

Los versos segundo y cuarto riman de igual manera después de su sílaba tónica final; en su caso comparten el mismo sonido: ora. Dicha rima está representada con la letra B.

En los ejemplos siguientes veremos que no todos los versos rimarán de la manera en que se mostró en el ejemplo anterior.

Tipos de rima consonante: 

La rima consonante o perfecta es aquella en la que riman las vocales y consonantes de varios versos después de la última vocal de la sílaba tónica.

Existen dos maneras de clasificar la rima consonante:

1. Por su acentuación. En esta categoría se pone énfasis en la sílaba donde lleva la tilde o acento cada palabra, por ello pueden ser: 

a) Rima consonante aguda (oxítona). Este tipo se da en las sílabas finales de las palabras agudas de dos o más versos, por ejemplo:

“Ceniza del tiempo la cita de abril,
Tu oscuro balcón, tu antiguo jardín
Las cartas trazadas con mano febril” 

b) Rima consonante grave (paroxítona). Este tipo se da en la penúltima sílaba de las palabras llamadas graves o llanas. Por ejemplo:

“Ríes cual flor elegante
Sueñas cual cisne joven”

c) Rima consonante esdrújula (proparoxítona). Este tipo se da en la antepenúltima sílaba de las palabras llamadas esdrújulas. Por ejemplo:

El tiempo que recorren los jaros
Lo recorren también aquellos últimos 

  1. Por su distribución. 

a) Rima consonante monorrima. Los versos de una o más estrofas de un poema riman todos entre sí, es decir que tiene una rima la cual puede ser consonante o asonante. En este caso veamos la rima consonante en los versos siguientes:

Era un garçón loco, mancebo bien valiente,
no quería casarse con una solamente,
sino con tres mujeres: tal era su talente;
porfiaron en cabo con él toda la gente.

b) Rima consonante pareada o gemela. Cuando la estrofa es de dos versos con rima consonante estos se conoce como estrofa de versos pareados o de rima pareada consonante. Los versos pareados no se usan de manera independiente sino en conjunto con más parejas de versos para formar estrofas más largas, incluso de hasta seis u ocho versos, los cuales van rimando de dos en dos como veremos a continuación: 

Cuenta Barbey en versos que valen bien su prosa    A
Una hazaña del Cid, fresca como una rosa                 A
Pura como una perla. No se oyen en la hazaña         B
Resonar en el viento las trompetas de España          B
Ni el azorado moro las tiendas abandona                  C
Al ver al sol el alma de acero de Tizona”                    C  

c) Rima consonante encadenada o cruzada. Esta lleva su rima alternada en cada uno de los versos. Como veremos en el ejemplo, el primer verso rima con el tercero y el segundo con el cuarto y así sucesivamente. Por ejemplo: 

“Yo quiero ser llorando el hortelano                  A
de la tierra que ocupas y estercolas,                  B
compañero del alma, tan temprano.                  A
Alimentando lluvias, caracolas                           B
y órganos mi dolor sin instrumento,                 C
a las desalentadas amapolas                                B
daré tu corazón por alimento.                             C
Tanto dolor se agrupa en mi costado,               D
que por doler me duele hasta el aliento”.        C 

d) Rima consonante abrazada. En este tipo de rima vemos que el primer verso rima con el último, mientras que el segundo verso rima con el tercero. Por ejemplo: 

Busco el pasado entero en esta mesa:               A
las manos que no son y están, el mundo           B
que estuvo alrededor de este vacío.                    C
Y al levantar de nuevo la cabeza                         A
huelo todo el ayer, y aquí, profundo,                 B
me encuentro a solas con la edad y el frío.       C

10  Ejemplos de rima consonante 

1. Estrofa del poema “Dama” de Miguel Arteche: 

“Esta dama sin cara ni camisa,
alta de cuello, suave de cintura,
tiene todo el temblor de la hermosura 
que el tiempo oculta y el amor desliza.
Esta dama que viene de la brisa 
y el rango lleva de su propia altura
tiene ese no sé qué de la ternura 
de una dama sin fin, bella y precisa.
Aunque esta dama nunca duerma en cama 
parece dama sin que sea dama 
y domina desnuda el mundo entero.
Esta dama perdona y no perdona
Y para eso luce una corona 
esta dama que reina en el tablero”. 

2. Estrofas de poema de Quevedo: 

“yo solo que nací para tormentos,
Estoy en todos estos elementos.
La boca tengo en aire suspirando
El cuerpo en tierra está peregrinando,
Los ojos tengo en llanto noche y dia,
Y en fuego el corazón y el alma mía”. 

3. Estrofas de Egloga III de Garcilaso de la Vega: 

“Tirreno
Flérida, para mi dulce y sabrosa
más que la fruta del cercado ajeno,
más blanca que la leche, y más hermosa
que el prado por abril de flores lleno:
si tú respondes pura y amorosa
al verdadero amor de tu Tirreno,
a mi majada arribarás primero
que el cielo nos muestre su lucero

Alcino
Hermosa Filis, siempre yo te sea
amargo al gusto más que la retama,
y de ti despojado yo me vea,
cual queda el tronco de su verde rama,
si más que yo el murciélago desea
la oscuridad, ni más la luz desama.” 

4. Estrofas de Madrigal de Gutierre de Cetina: 

Ojos claros, serenos
si de un dulce mirar sois alabados,
¿por qué si me miráis, miráis airados?
si cuanto más piadosos
más bellos parecéis a aquel que os mira,

No me miréis con ira,
porque no parezcáis menos hermosos.
¡Ay tormentos rabiosos!,
ojos claros, serenos,
ya que así me miráis, miradme al menos”. 

5. Estrofas de Elegía de Jorge Manrique: 

“Pues si vemos lo presente
cómo en un punto se es ido
y acabado,
si juzgamos sabiamente,
daremos lo no venido
por pasado.
No se engañe nadie, no,
pensando que ha de durar
lo que espera,
más que duró lo que vio porque todo ha de pasar
por tal manera” 

6. Estrofas de Elegía a Ramón Sijé de Miguel Hernández: 

“Un manotazo duro, un golpe helado,
Un hachazo invisible y homicida,
Un empujón brutal te ha derribado.
No hay extensión más grande que mi herida,
Lloro mi desventura y sus conjuntos
Y siento más tu muerte que mi vida.
Ando sobre rastrojos de difuntos,
Y sin calor de nadie y sin consuelo
Voy de mi corazón a mis asuntos”. 

7. Estrofas de poema de Pablo Piferrer

“El buen caballero partió de su tierra;
Allende los mares la gloria buscó,
Los años volaban, se acabó la guerra;
Y allende los mares hasta él voló.
Voló un triste viento de su dulce tierra

8. Estrofas de Soneto de Julián de Casal:

“Amo también las bellas castellanas,
La canción de los viejos trovadores,
Los árabes corceles voladores,
Las flébiles baladas alemanas,

El rico piano de marfil sonoro,
El sonido del cuerno en la espesura,
Del pebetero la fragante esencia

Y el lecho de marfil, sándalo y oro,
En que deja la virgen hermosura
La ensangrentada flor de su inocencia”. 

9. Estrofas de “creo en mi corazón” de Gabriela Mistral: 

Creo en mi corazón, ramo de aromas 
que mi Señor como una fronda agita
perfumando de amor toda la vida 
y haciéndola bendita

Creo en mi corazón, el que no pide 
nada porque es capaz del sumo ensueño 
y abraza en el ensueño lo creado: 
¡inmenso dueño

Creo en mi corazón, que cuando canta 
hunde en el Dios profundo el franco herido
para subir de la piscina viva 
recién nacido 

10. Estrofas “De una reflexión cuerda” de Sor Juana Inés de la Cruz:

Con el dolor de la mortal herida,
de un agravio de amor me lamentaba,
y por ver si la muerte se llegaba
procuraba que fuese más crecida.

Toda en el mal el alma divertida,
pena por pena su dolor sumaba,
y en cada circunstancia ponderaba
que sobraban mil muertes a una vida.

Y cuando, al golpe de uno y otro tiro
rendido el corazón, daba penoso
señas de dar el último suspiro,

no sé con qué destino prodigioso
volví a mi acuerdo y dije: ¿qué me admiro?
¿Quién en amor ha sido más dichoso?

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

   
Por : Morris

Búsqueda:

Deja un comentario

Tweet