Ejemplos de Comburente

Inicio » Qu√≠mica » Comburente
Autor: Redacci√≥n ejemplosde.com, a√Īo 2020

El comburente es la sustancia que ayuda a mantener activa una reacción de combustión. Es tan importante como el combustible y actúa sobre él, degradándolo para que se emita más energía térmica y se pueda aprovechar el calor lo mejor posible. Actúa en conjunto con el agente iniciador, que puede ser una chispa o una alta temperatura. Si no hay comburente, la combustión no inicia.

Es bien conocido que el oxígeno gaseoso (O2), que se encuentra en la atmósfera, es el comburente por excelencia y así se enseña en la escuela. Sin embargo, conviene conocer que hay muchas otras sustancias que interactúan con el combustible para continuar la reacción. Antes que todo, hay que saber qué características debe cumplir la materia para funcionar como comburente.

Características de un comburente

El comburente como especie química tiene una serie de propiedades que le distinguen:

  • Cuando está en contacto con una sustancia inflamable, produce una reacción fuertemente exotérmica, es decir, que despide una gran cantidad de calor. Puede provocar desde incendios hasta explosiones, dependiendo del comburente y del combustible que se hayan encontrado.
  • Es un oxidante: tiene la capacidad de retirar electrones del combustible, el cual se irá degradando químicamente para despedir dióxido de carbono (CO2) o monóxido de carbono (CO), y vapor de agua (H2O). Por lo general, el comburente es el gas oxígeno O2 o un compuesto con uno o más átomos de oxígeno, como el permanganato de potasio KMnO4.
  • Puede encontrarse en cualquier estado de agregación: es decir, puede ser sólido, líquido y gaseoso. Mientras se comporte como oxidante, será útil.
  • Sólo hay que comprender que los gases tienen una superficie de contacto más amplia que los líquidos y los sólidos, y por tanto son comburentes más efectivos. Los líquidos tienen que volatilizarse (estar a alta temperatura hasta poder evaporarse) y los sólidos deben estar finamente divididos (hechos polvo fino), para trabajar con eficiencia.
  • Para sólido o líquido, es insoluble en agua: se sabe que el agua sofoca las llamas y contrarresta las combustiones. Por ello, si un comburente sólido o líquido es soluble en ella, se mezclará y perderá su capacidad de preservar la reacción. Ya no servirá para nada. En cambio, si es insoluble, dependiendo de las cantidades el comburente podrá sobreponerse.
  • Si el comburente es la solución acuosa de un fuerte agente oxidante, como el peróxido de hidrógeno (H2O2), entonces será diferente: el agua de la solución activa al peróxido de hidrógeno, por lo que este se vuelve un comburente más efectivo.

Sin comburente, la combustión no continúa

Cuidado con los comburentes

Hay que proteger el cuerpo si se va a tener contacto con sustancias comburentes. Dado que son altamente oxidantes, pueden provocar efectos nocivos a la salud, como:

  • Toxicidad
  • Efectos agudos o crónicos
  • Irritación
  • Sensibilización

Toxicidad

La toxicidad es la desestabilización de las funciones del organismo por la presencia de un agente que altera los mecanismos naturales. Un comburente puede ocasionarla por ingerirlo, por contacto con la piel o por inhalación de sus vapores. El daño puede durar desde unos instantes hasta un tiempo indefinido, según la cantidad y el tiempo de contacto.

Efectos agudos o crónicos

Cuando se tiene contacto prolongado con un comburente y no se toman las precauciones necesarias, este puede ocasionar efectos nocivos en la salud. Entre ellos se encuentran:

  • Pérdida de la fertilidad
  • Cáncer
  • Daño en los tejidos pulmonares
  • Lesiones irreversibles en la piel

Irritación

La irritación es el ataque microscópico de la piel y otros tejidos. Las células son perjudicadas por la acción oxidante del comburente, y esto se manifiesta como tonalidad rojiza y manchas en la epidermis. También como lesiones graves en los ojos y las vías respiratorias. Para prevenirla, hay que lavar de inmediato el área dañada, con jabón neutro.

Sensibilización

Como resultado de la irritación, las terminales nerviosas pueden quedar expuestas y la persona quedará más sensible y sentirá dolor por cualquier contacto. La sensibilización se puede producir por inhalación o por contacto con la piel.

Ejemplos de comburentes

  1. Oxígeno gas (O2)
  2. Permanganato de potasio (KMnO4)
  3. Ácido sulfúrico (H2SO4)
  4. Ácido nítrico (HNO3)
  5. Ácido fosfórico (H3PO4)
  6. Ácido fosforoso (H3PO3)
  7. Ácido perclórico (HClO4)
  8. Nitrato de amonio (NH4NO3)
  9. Tetranitrometano [C(NO2)4]
  10. Tetracloruro de carbono (CCl4)
  11. Trióxido de cromo (CrO3)
  12. Ácido crómico (H2CrO4)
  13. Dicromato de potasio (K2Cr2O7)
  14. Dicromato de sodio (Na2Cr2O7)
  15. Peróxido de hidrógeno (H2O2)
  16. Ozono (O3)
  17. Clorato de sodio (NaClO3)
  18. Perclorato de sodio (NaClO4)
  19. Clorato de potasio (KClO3)
  20. Perclorato de potasio (KClO4)

Sigue leyendo con:

Citado APA: (A. 2020,08. Ejemplos de Comburente. Revista ejemplosde.com. Obtenido 08, 2020, de https://www.ejemplosde.com/38-quimica/2354-ejemplos_de_comburente.html)

Autor: Redacci√≥n ejemplosde.com, a√Īo 2020

Deja un comentario


Acepto la política de privacidad.