Ejemplos de Lípidos

Inicio » Qu√≠mica » L√≠pidos
Autor: Redacci√≥n ejemplosde.com, a√Īo 2020

Se llama lípidos o grasas a una serie de compuestos químicos diferentes que tienen una gran influencia en la formación y nutrición de las células y en el funcionamiento del cuerpo. Se pueden encontrar en alimentos tanto de origen animal como vegetal y son de vital importancia. Desde luego, todo en exceso es perjudicial y los lípidos no son la excepción. Se deben consumir en la justa medida para no pasar por padecimientos vasculares como la arterioesclerosis.

Entre los lípidos se consideran las siguientes moléculas:

  • Ácidos grasos
  • Triglicéridos
  • Lípidos estructurales
  • Colesterol

Antes que todo, es necesario mencionar las características generales de estas sustancias.

Características de los lípidos

Los lípidos o grasas se distinguen de los carbohidratos, las proteínas y otros nutrientes por las siguientes propiedades:

  • Son insolubles en agua. Si se les mezcla con ella, se separan por densidades.
  • Son solubles en solventes orgánicos como el benceno, el éter, el alcohol etílico.
  • A los formados por cadenas con enlaces saturados se les llama grasas de forma casual.
  • Los formados por cadenas con enlaces insaturados son llamados aceites
  • Algunas grasas son visibles, como la mantequilla, el cebo, la manteca.
  • Otras se encuentran inmersas en productos como los lácteos y las semillas.
  • Son necesarios para la salud en pequeñas cantidades.
  • Los lípidos son los macronutrientes que aportan el mayor valor calórico, comparados con los carbohidratos y las proteínas. Entregan 9 kilocalorías por cada gramo (9kcal/g).

Funciones de los lípidos

Los lípidos cumplen las siguientes funciones en el organismo:

  • Como reserva de energía.
  • Formar la membrana de las células y les protege.
  • Transportar las vitaminas A, D, E, K, las cuales son liposolubles (solubles en lípidos).
  • Ayudar a que las vitaminas A, D, E, K sean absorbidas.

Tipos de lípidos

Se explica a continuación cada uno de los tipos de lípidos, con sus características físicas y químicas:

Ácidos grasos

Los ácidos grasos son ácidos carboxílicos de cadena larga, de los 18 carbonos en adelante. Pueden incluir o no dobles enlaces, por lo que se clasifican en dos grandes categorías:

  • Ácidos grasos saturados
  • Ácidos grasos monoinsaturados
  • Ácidos grasos poliinsaturados

Los ácidos grasos saturados, con abreviatura AGS, sólo tienen enlaces sencillos entre los átomos de carbono que forman la cadena. La falta de enlaces dobles les aporta una gran estabilidad química y el estado sólido a temperatura ambiente. Estos ácidos grasos predominan en los alimentos de origen animal, aunque también se les encuentra en cantidad considerable en productos vegetales como los aceites de coco y de palma. El ácido de 18 carbonos es el ácido esteárico.

Los ácidos grasos monoinsaturados, de abreviatura AGM, tiene un doble enlace en la molécula. Un ejemplo es el ácido oleico, con 18 carbonos y 1 doble enlace. Predomina en el aceite de oliva.

Los ácidos grasos poliinsaturados, cuya abreviatura es AGP, son los que tienen dos o más enlaces dobles. Estos enlaces pueden reaccionar con el oxígeno del aire, volviendo más factible que la grasa se pudra. Los pescados y algunos productos como los aceites vegetales, que son líquidos a la temperatura ambiente, tienen una gran proporción de estos ácidos grasos. Un ejemplo es el ácido linoleico, con 18 carbonos y 2 enlaces dobles; abunda en el aceite de girasol.

Hay que tomar en cuenta que todos los alimentos tienen cierta proporción de cada familia de ácidos grasos. Lo que marca la diferencia es su abundancia. En los productos vegetales predominan los ácidos grasos insaturados y en los de origen animal hay más cantidad de ácidos grasos saturados.

El ácido linoleico y el ácido linolénico son denominados ácidos grasos esenciales, porque no pueden ser sintetizados por el cuerpo humano. Es por ello que es indispensable tomarlos por medio de la dieta. Juegan un papel esencial en estructuras como el sistema nervioso. Si no se consume la cantidad mínima de ellos, que comprende del 2% al 3% de la energía total diaria, pueden producirse trastornos.

Los lípidos son hidrofóbicos. No se mezclan con agua.

Triglicéridos

Los triglicéridos, también conocidos como triacilgliceroles, son ésteres que parten de la estructura del glicerol (HO)CH2–CH(OH)–CH2(OH), por sustitución de los hidrógenos de sus hidroxilos (–OH) por una cadena larga de ácido graso. Tres cadenas de ácido ocupan esos lugares. Los triglicéridos pueden ser simples si los tres ácidos son iguales, o mixtos si son diferentes.

  • 98% de los lípidos consumidos en la dieta son triacilglicéridos.
  • Aquellos que llevan cadenas de ácido insaturado tienen puntos de fusión más bajos.
  • El punto de fusión de un ácido graso aumenta con la longitud de la cadena y disminuye con el grado de saturación. Mientras más insaturaciones, es más fácil su fusión.
  • Los triglicéridos de la grasa bovina llevan cadenas de ácido esteárico.
  • Los triglicéridos de la mantequilla llevan una mezcla de cadenas cortas e insaturadas.
  • De los triglicéridos del aceite de oliva, el 80% son de ácidos grasos insaturados.
  • Los triglicéridos funcionan como lípidos de reserva energética en los llamados adipocitos o células grasas.
  • Dado que tienen átomos de carbono más reducidos, la oxidación de los triglicéridos aporta más energía, en comparación con el glucógeno, un carbohidrato energético.
  • Porque son hidrofóbicos (no se mezclan con el agua), su almacenamiento es más fácil. Sin embargo, los carbohidratos son más accesibles como fuente de energía por ser solubles en agua.
  • Los triglicéridos almacenados son aislantes térmicos y protegen de las bajas temperaturas a muchas especies animales.

Lípidos estructurales

Los lípidos estructurales son los que componen las membranas de las células. Les brindan protección y la posibilidad de interactuar con el exterior, comunicando con los nutrientes del organismo. Entre ellos se encuentran los fosfolípidos, los esfingolípidos y el colesterol.

Los fosfolípidos están formados por una estructura principal de glicerol, cuyos hidroxilos (– OH) han sido sustituidos por dos cadenas de ácido graso y un átomo de fósforo, el cual va acompañado de una cabeza polar. Ejemplos de fosfolípidos son la fosfatidilcolina, la fosfatidiletanolamina, la fosfatidilserina y la cardiolipina.

Los esfingolípidos llevan una cadena central de esfingosina, y lleva dos sustituciones, que son: una cadena de ácido graso y un átomo de fósforo acompañado de una cabeza polar. Un ejemplo de esfingolípido es la esfingomielina.

Colesterol

Los lípidos contienen también esteroles. Uno de ellos, el colesterol, es esencial para el organismo humano. Es un componente de las membranas celulares y el precursor de la vitamina D (colecalciferol) y las hormonas sexuales (estrógenos, testosterona), entre otras, y participa en numerosos procesos del metabolismo.

Gran parte de la cantidad necesaria de colesterol puede ser creada dentro del cuerpo. A este se le llama colesterol endógeno. El hígado se encarga de producir entre 800 y 1500 miligramos de colesterol diarios. Lo demás se obtiene de los alimentos (colesterol exógeno) de origen animal, pues no está presente en los de origen vegetal.

Siempre se mantienen cantidades equilibradas de colesterol en el organismo. Se le da un uso constante y el cuerpo se ajusta para no producirlo en demasía cuando se consume suficiente en los alimentos. Así como el oxígeno es transportado por la hemoglobina durante la respiración, el colesterol es transportado por las lipoproteínas.

Las HDL, lipoproteínas de alta densidad, están compuestas principalmente por proteínas y una pequeña cantidad de colesterol. Son las que llevan el denominado colesterol bueno. Eliminan el colesterol y ayudan a reducir los niveles de este en la sangre. Por tanto, son sustancias con un efecto protector.

En cambio, las LDL, lipoproteínas de baja densidad, llevan un 50% aproximadamente de colesterol, y lo llevan a las células para depositarlo en los tejidos, y cuando está en exceso también lo dejan en las paredes internas de las arterias. Así se va formando la placa de ateroma. Se dice que las LDL transportan el “colesterol malo”, cuyo exceso supone un riesgo para la salud.

Ejemplos de lípidos

  1. Ácido láurico (12 carbonos, saturado)
  2. Ácido mirístico (14 carbonos, saturado)
  3. Ácido palmítico (16 carbonos, saturado)
  4. Ácido esteárico (18 carbonos, saturado)
  5. Ácido oleico (18 carbonos, monoinsaturado)
  6. Ácido linoleico (18 carbonos, poliinsatudado)
  7. Ácido linolénico (18 carbonos, poliinsaturado)
  8. Ácido araquídico (20 carbonos, saturado)
  9. Ácido araquidónico (20 carbonos, poliinsaturado)
  10. Ácido docosanoico (22 carbonos, saturado)
  11. Ácido eicosatetraenoico (20 carbonos, poliinsaturado)
  12. Ácido eicosapentaenoico (EPA)(20 carbonos, poliinsaturado)
  13. Ácido docosahexaenoico (DHA)(22 carbonos, poliinsaturado)
  14. Fosfatidilcolina
  15. Fosfatidiletanolamina
  16. Fosfatidilserina
  17. Cardiolipina
  18. Esfingomielina
  19. Cerebrósidos
  20. Gangliósidos
  21. Globósidos
  22. Colesterol
  23. Monoacilgliceroles
  24. Diacilgliceroles
  25. Triacilgliceroles

Sigue leyendo con:

Citado APA: (A. 2020,08. Ejemplos de Lípidos. Revista ejemplosde.com. Obtenido 08, 2020, de https://www.ejemplosde.com/38-quimica/2356-ejemplos_de_lipidos.html)

Autor: Redacci√≥n ejemplosde.com, a√Īo 2020

Deja un comentario


Acepto la política de privacidad.